Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/17/2012 12:00:00 AM

Quino, el papá de Mafalda, ya es octogenario

A propósito del cumpleaños número 80 de Quino, el mundo recuerda a la niña rebelde que amaba a Los Beatles, no soportaba la sopa y creía que se podía llegar a la Luna con la propulsión a chorro de una gaseosa

Rodeado de familiares y amigos el caricaturista Joaquín Salvador Lavado Tejó celebra su nacimiento en Mendoza, Argentina, su ciudad natal. Y sí que tiene motivos para festejar. Como dijo hace poco en una entrevista "es una temeridad llegar a esa edad", parafraseando a Jorge Luis Borges.

Todos los mafaldólogos del mundo también están de fiesta. A Quino le deben la existencia de su heroína favorita, que aunque nunca pasó de los seis años y desde 1973 ya no se dibuja, sigue más vigente y ácida que nunca. Sus cómics se han traducido a más de treinta idiomas y sus libros se reeditan una y otra vez.

Y es que las ocurrencias de Mafalda, preocupada por la educación, la sociedad, la política y la paz mundial, siguen haciendo reflexionar a grandes y chicos.

Hijo de una familia de emigrantes españoles, a Quino le pasa lo mismo que a Mafalda. Hay un misterio alrededor de su fecha de nacimiento. Mientras que en su registro civil figura que el dibujante llegó al mundo el 17 de agosto, él asegura que el 17 de julio de 1932 es su fecha de su nacimiento.

Su mamá murió cuando tenía 13 años y a los 18, falleció su padre, justo cuando empezó a estudiar en la Escuela de Bellas Artes de la Universidad de Cuyo. Pero su vocación no era la pintura ni la escultura sino las historietas, así que pronto abandonó la carrera para probar suerte en el mundo laboral.

Recibió muchas negativas, le decían que no era lo suficientemente bueno para dibujar y fue hasta 1964 que apareció Mafalda. Sin embargo, la pequeña rolliza de su pelo indomable no nació como tira cómica sino como imagen de la campaña de electrodomésticos Siam.

Antes de citas como "¡Paren el mundo, me quiero bajar!", Mafalda estaba destinada a ser un icono comercial pero los anunciantes dejaron plantado a Quino y la niña de pelo oscuro y cara redonda volvió a su cajón.

Un año más tarde, Julián Delgado, jefe de Quino en la revista Primera Plana, le pidió una tira cómica y él decidió rescatarla. El 29 de septiembre este semanario comenzó a publicar las andanzas de Mafalda, en compañía de sus padres, sus amigos: Felipe, Manolito, Miguelito, Susanita y Libertad y su hermano Guille.

Quino abandonó la tira de Mafalda el 25 de junio de 1973, 10 años después, según él, porque se le habían agotado las ideas. Aplicó la regla de oro de los dibujantes de historietas: "Cuando uno tapa el último cuadrito de una viñeta y ya sabe cuál va a ser el final es porque la cosa no va".

Desde entonces ha publicado libros de humor como 'A mí no me grite!' (1972), 'Bien, gracias, ¿y usted?" (1976), 'Ni arte ni parte' (1981), 'Gente en su sitio' (1986), 'Potentes, prepotentes e impotentes' (1989), 'Yo no fui' (1994) o ¿Quién anda ahí?' (2012).

El dibujante ha recibido numerosas distinciones como el 'Romics de Oro', máximo reconocimiento que otorga el Festival de Cómic y Animación de Roma, en 2011, y el II Premio Iberoamericano de Humor Gráfico Quevedos. Es "Ciudadano Ilustre de Buenos Aires" y ha sido candidato al Príncipe de Asturias de la Comunicación y Humanidades.

Sin embargo, algunos no le perdonan que haya abandonado a la enemiga número uno de la sopa y aunque muchos le han insistido en que retome la tira cómica él se niega. "Los jóvenes actuales están desilusionados y no quieren cambiar el mundo para mejor, al contrario de la década de 1970, cuando nació Mafalda", asegura.

Algunas frases de Mafalda y su pandilla:

"A medio mundo le gustan los perros; y hasta el día de hoy nadie sabe qué quiere decir guau": Mafalda.

"Una cosa es un país independiente y otra un país in the pendiente": Mafalda.

"Las situaciones embarazosas… ¿Las trae la cigueña?…": Mafalda.

"Trabajar para ganarse la vida está bien, pero por qué esa vida que uno se gana trabajando tiene que desperdiciarla trabajando para ganarse la vida?": Miguelito.

"Francamente no se que haria yo sin mi": Miguelito.

"Nadie puede amasar una fortuna sin hacer harina a los demás": Manolito.

"No es cuestión de herir susceptibilidades, sino de matarlas": Susanita.

"¿No sería hermoso el mundo si las bibliotecas fueran más importantes que los bancos?": Felipe.

"¿No es increíble todo lo que puede tener dentro un lápiz?": Guille.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.