Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/22/2007 12:00:00 AM

Reedición de un clásico

Hace 33 años, mientras esperaba el nacimiento de su hijo Juan Sebastián, Piero de Benedictis comenzó a enamorarse de las canciones infantiles que conoció a través del padre Alejandro Mayor cuando estuvo en el seminario.

Hace 33 años, mientras esperaba el nacimiento de su hijo Juan Sebastián, Piero de Benedictis comenzó a enamorarse de las canciones infantiles que conoció a través del padre Alejandro Mayor cuando estuvo en el seminario. De ahí salió su disco La sinfonía inconclusa en la mar con las canciones que le cantaba a la barriga de su mujer. Y luego, cuando tuvo que huir de la dictadura militar argentina, e irse solo al exilio, ese trabajo lo acercó a su hijo en la distancia, pues el pequeño, al igual que millones de niños desde hace tres décadas, pedía oírlo cada noche. Todos ellos han aprendido La canción de la abuela, El trencito del oeste y La creación. Ahora este clásico de la música infantil volverá a ser lanzado y pronto se podrá ver un musical inspirado en este disco, en donde actores y niños representaran a los personajes, el pulpo, el tiburón, la foca y la ballena sorda, entre otros. Hoy día Piero, a sus 62 años, está disfrutando de nuevo la paternidad, con sus dos hijos menores, Giuliano, de 6, y Fiorella, de 4, quienes ya son fanáticos de las canciones que su padre hizo junto al entonces cura Alejandro.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.