Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/26/2009 12:00:00 AM

Repentina muerte

El misterioso deceso de la joven actriz norteamericana Brittany Murphy tiene conmocionado al mundo del espectáculo. A Brittany, de 32 años, la encontraron inconsciente en el piso del baño de su casa en Los Ángeles y a pesar de los esfuerzos de los paramédicos, murió dos horas después. Los médicos determinaron que se trató de un paro cardíaco y que había muerto por causas naturales. Pero, por la corta edad de la actriz, las causas del episodio han desatado las especulaciones. En años anteriores, la protagonista de Clueless, 8 Mile y Don't say a word fue blanco de las críticas por cuenta de los rumores de su adicción a la cocaína y sus desórdenes alimenticios. En su última aparición pública se le vio extremadamente delgada y algo desubicada, según los diarios norteamericanos. A pesar de que no se encontraron sustancias ilegales en la casa que la actriz compartió con su esposo, el libretista Simon Monjack, los paramédicos filtraron a la prensa que había una gran cantidad de vómito en el baño. De acuerdo con declaraciones de la madre de Brittany, ella sufría de diabetes y había pasado las últimas semanas enferma con síntomas de gripe. Su marido pidió que no se le practicara una autopsia, cosa que para algunos lo pone en una posición sospechosa, pero el oficial encargado del caso determinó que era necesaria. Los resultados no estarán listos sino próximo año. La actriz se suma a la triste lista de jóvenes celebridades que, como Heath Ledger, partieron prematuramente y en extrañas circunstancias.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.