Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/2/2016 12:00:00 AM

Vacunas, el punto de quiebre de Robert De Niro

El actor neoyorquino promovió la presentación en el Festival de Cine de Tribeca de un documental que indagaba por la vacuna triple vírica y su relación con el autismo. Pero después se arrepintió y vetó la película.

Robert De Niro vetó del Festival de cine de Tribeca de Nueva York, del que es cofundador, al documental Vaxxed: del encubrimiento a la catástrofe. La película relaciona la vacuna triple vírica (sarampión, rubeola, paperas) con el autismo y acusa al Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) de “conocer y esconder deliberadamente los supuestos riesgos”.

Inicialmente, el propio actor había promovido que se presentara el documental, diciendo que “en los 15 años desde que se fundó el festival nunca he pedido que se muestre una película ni me he involucrado en la programación. Sin embargo, esto es muy personal para mí y mi familia, y quiero que haya un debate”. Es que el ganador del Óscar en dos ocasiones tiene un hijo autista.

Sin embargo, pasados pocos días, De Niro cambió de opinión “tras haber conversado con la comunidad científica” y vetó el documental porque “no contribuía al debate” ni tenía la consistencia argumental suficiente. Detrás de todo este lío se encuentra la lucha de la comunidad científica por defender la vacunación como herramienta indispensable de la salud pública, y una minoría ‘antivacunas’, encabezada por Andrew Wakefield, un médico que perdió su licencia por su activismo y quien, además, coescribió y dirigió Vaxxed.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1825

PORTADA

Venezuela: la calle contra el dictador

Un trino de Santos indigna a Maduro y él amenaza con revelar los secretos del proceso de paz. Invocar el anti-colombianismo no cambia el hecho de que la crisis venezolana está llegando a un punto de inflexión.