Viernes, 20 de enero de 2017

| 2009/08/29 00:00

Rompecorazones

Rompecorazones

A pesar de no ser una mujer muy agraciada, Martina Navratilova ha resultado ser toda una conquistadora. Recientemente la ex número 1 del tenis femenino, de 52 años, se dejó ver en St. Tropez con quien sería su nuevo amor, Julia Lemigova, de 36 años, la última representante de la Unión Soviética en Miss Universo y ex amante del banquero de inversión Edouard Stern, uno de los hombres más ricos de Francia, asesinado en 2005. Pero mientras Martina disfruta su romance, su anterior novia, Toni Layton, con quien convivió ocho años, la tiene demandada en Florida porque la ruptura le produjo "un trauma emocional, físico y mental". Martina suele asaltar camas matrimoniales, pues Layton estaba casada cuando se enamoró de la tenista. Otra de sus novias, la ex reina de belleza de Texas Judy Nelson, también tenía esposo y dos hijos, pero en 1984 abandonó todo por Martina. Luego la demandó por la mitad de su patrimonio cuando la dejó por una instructora de esquí, después de siete años, aunque después llegaron a un acuerdo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.