Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/17/2012 12:00:00 AM

Rufino José Cuervo ahora residirá en la RAE

Con una sala en su nombre la Real Academia de la lengua Española rindió un homenaje al lingüista colombiano más de un siglo después de su muerte.

Cuando Rufino José Cuervo era apenas un pequeño que 'comía' diccionarios y disfrutaba buscando la gramática correcta de cada palabra del castellano, jamás se imaginó que un día la Real Academia de la lengua Española abriría una sala en su honor. Sin embargo, hoy 101 años después de su muerte la RAE hizo lo que en ese entonces parecía un improbable y abrió un salón dedicado al filólogo.

El 14 de mayo se inauguró la sala de conferencias Rufino José Cuervo en un acto presidido por José Manuel Blecua, director de la RAE, y al que asistieron Orlando Sardi, embajador de Colombia en España; Víctor García de la Concha director del Instituto Cervantes y Genoveva Iriarte la directora del Instituto Caro y Cuervo.

La nueva sala de Rufino fue restaurada por el arquitecto y académico Antonio Fernández y está ubicada en el lugar donde los carruajes solían esperar en épocas medievales. Ahora conservará todo el legado del colombiano y recibirá conferencias, ruedas de prensa y otras actividades académicas.

La sala de la RAE recibirá a un filólogo que fue un fanático de la lectura y la perfección. Desde niño Cuervo empezó a atesorar libros en su casona en el centro de Bogotá, con el único objetivo de poder encontrar en ellos las palabras indicadas y así se enamoro de la lengua. Luego, ya mayor en compañía de su hermano Ángel creó la fábrica de cervezas “Cerveza de Cuervo” gracias a la cual pudo viajar a París y allí dedicarse por fin a cada letra y palabra.

De todas sus investigaciones surgirían textos fundamentales para la lengua: Las Apuntaciones críticas sobre el lenguaje bogotano, las Notas a la Gramática de Bello y su gran obra el Diccionario de construcción y régimen de la lengua castellana. Hoy su legado se conserva en el Instituto Caro y Cuervo y a partir del pasado 14 de mayo en la sala que la RAE guardó especialmente para él.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.