Domingo, 22 de enero de 2017

| 1992/07/06 00:00

¿San Jaime?

¿San Jaime?

SE SABIA QUE EL HOMBRE QUE ASUMIERA LA Alcaldía de Bogotá en estos movidos tiempos iba a necesitar algo de ayuda divina... Y el cielo parece haberle informado sus intenciones a Jaime Castro, anticipándole una luminosa aureola el día que tomaba. posesión de su cargo y saludaba a sus fieles desde el balcón del Palacio Liévano.
En ese orden de ideas seguirán ahora las peregrinaciones de santos e impíos a su despacho clamando gracias, milagros y hasta auxilios para lo cual el nuevo burgomaestre necesitará de toda la inspiración que quiera otorgarle el Altísimo. Si le va bien, esta foto sería premonitoria de una nueva beatificación.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.