Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2009/06/27 00:00

Se fue el ángel

Se fue el ángel

En los años 70 las jovencitas se morían por tener el pelo rubio y alborotado como Farrah Fawcett. Al mismo tiempo los jóvenes colgaban en sus cuartos el afiche en el que la despampanante mujer, entonces protagonista de la serie Los Ángeles de Charlie, aparecía en traje de baño, sonriente con su dentadura perfecta. Era tal su fama, que de ese póster se vendieron más de tres millones de copias en 1977 y se estima que en la actualidad la cifra supera los 12 millones. Aun hoy, cuando la actriz acaba de morir a los 62 años, víctima del cáncer, esa es la imagen que de ella recuerdan quienes la conocieron en esa época. Lo curioso es que aunque Fawcett alcanzó el estrellato al convertirse en la sensual detective Jill Munroe en el programa más visto de esa época, sólo duró un año en el papel. "Cuando éramos número tres en audiencia, pensé que era por nuestras actuaciones. Cuando llegamos al número uno, decidí que era porque no usábamos brasier", confesó alguna vez. La carrera de Farrah comenzó mientras estudiaba microbiología en la Universidad de Texas, donde ganó un concurso de belleza y llamó la atención de un agente. Hizo comerciales de champú y cremas de dientes y apareció en varias series de televisión. Se casó con el actor Lee Majors, de quien se dice se sintió eclipsado cuando ella en 1976 se convirtió en uno de los ángeles de Charlie. Pese a su éxito, Fawcett abandonó la serie al parecer porque quería papeles de mayor carácter y porque esperaba salvar su matrimonio. Se podría decir que no logró ni lo uno ni lo otro, pues se divorció, y le costó ganar reconocimiento como actriz. Pero después de algunos fracasos fue nominada a los Emmy y los Golden Globe por películas televisivas como The Burning Bed y Small Sacrifices. Con Ryan O'Neal empezó en 1982 una relación que duró 17 años, producto de la cual nació su hijo Redmond. Después de idas y venidas fue O'Neal quien la acompañó durante su lucha contra el cáncer y le propuso matrimonio poco antes de que muriera. Con mucho dolor el actor dijo: "Ella se ha ido, ahora pertenece a la historia".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.