Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/2/2009 12:00:00 AM

Se apaga la voz de América

La salud de la cantante argentina, Mercedes Sosa, se ha deteriorado en las últimas 24 horas. El sacerdote Luis Farniello visitó a la intérprete y le dio la extremaunción.

Después de trece días, la cantante de música social Mercedes Sosa continúa con un delicado estado de salud. Según parte médico Sosa se ha agravado en las últimas 24 horas.

La cantante, internada en el Sanatorio de la Trinidad continúa en “continua en coma farmacológico y con asistencia respiratoria mecánica”, según lo anunció la dirección médica. Agregaron que está sufriendo un "deterioro de sus funciones orgánicas”.

Sosa fue hospitalizada desde el 20 de septiembre por una falla cardio respiratioria. Pero en las últimas 48 horas el desmejoramiento de su estado ha sido prominente.

Su familia y amigos cercanos han estado a su lado en la clínica desde su ingreso. "Cacho" Sosa, hermano de la cantante llegó a la clínica el viernes al mediodía y su hijo Fabián Matus pidió que rezaran por ella el jueves por la noche.

"Creo que es momento de oración para los que somos creyentes" dijo Matus.

"Y para los que no lo son les pido que pongan un poco de fuerza porque el pensamiento positivo existe", agregó el hijo de Sosa.

"Ha vivido a pleno sus 74 años", agregó. "Ha hecho todo lo que quiso, no tuvo ningún tipo de barrera ni miedo. Vivió una vida muy plena, dolorosa".

El ministro de Salud de la nación Juan Manzur visitó a la artista el jueves y dijo que ya se aplicó "todo lo médicamente posible" y sólo resta esperar que pase el tiempo y que la cantante mejore.

El sacerdote Luis Farniello, quien también es su gran amigo, visitó a la intérprete y le dio la extremaunción –oración se pide el perdón de los pecados y la salvación-.

Según el sacerdote “la voz de Mercedes nos conmovía siempre. Es una maravilla. Yo soy muy amigo de ella, conversábamos mucho. Compartimos muchas cosas (...) uno se conmueve muchísimo al atender a una persona cercana a la muerte. Hemos rezado con ella, creo que me escuchó perfectamente bien”.

Mensajes de vida
La presidenta de Chile Michelle Bachelet le envió un saludo a la cantante expresándole "cariño y admiración" de parte del pueblo chileno.

También desde Chile, el cantante argentino Charly García expresó preocupación por la artista en una entrevista desde Santiago, donde realiza una gira.

La interprete de éxitos como la canción Chilena "Gracias a la vida" y "Si se calla el cantor", llevaba casi medio siglo de canto y fue postulada a tres Latin Grammy este año.

"La Negra", como la llaman con cariño sus admiradores en América Latina, lanzó recientemente el álbum "Cantora 1", que ha registrado grandes ventas y además ha sido postulado a tres Latin Grammy. En este disco doble Sosa canta clásicos del folklore latinoamericano junto a otras figuras como Shakira, Fito Páez, Gustavo Cerati, Julieta Venegas, Joan Manuel Serrat, Joaquín Sabina, Lila Downs y Calle 13.

Una vida luchando
Durante sus éxitos como artista, la cantante nacida en la provincia de Tucumán, Argentina, sufrió censura en argentina por parte de los gobiernos militares de turno por que apoyaba a los movimientos de izquierda.

En 1979, en plena dictadura militar, fue detenida en propio escenario durante un concierto en la ciudad de La Plata. El público asistente también fue arrestado.

Días después, inició un exilio París y Madrid hasta que en 1982 regresó a Argentina cuando se acercaba el fin de la dictadura militar.

No es la primera vez que su estado de salud la aleja de los escenarios. En el 2003 sufrió un problema cardíaco que la obligó a retirarse por un tiempo.

Con información de infobae.com y AP
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.