Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/2/1982 12:00:00 AM

SE VA EL CAIMAN

Ha hecho de todo: siempre en los límites de la exageración. Alejandro Obregón era quien más aguantaba ron en las borracheras de la Cueva, llegó a comerse un grillo vivo y comandó un barco en el Catatumbo, Ahora, simultáneamente con la preparación de una exposición para el Museo Metropolitano de Miami, terminó de pintar su mayor obra: una tela de 9.40 metros por 16.30 metros. destinada a ser el telón de boca del Teatro "Amira de la Rosa" de Barranquilla. Durante los próximos noventa y nueve años el Banco de la República se ocupará del telón cuyo personaje principal es el caimán de la popular canción "Se va el caimán, se va para Barranquilla", y que fue entregado por el propio Obregón para la inauguración del Teatro Municipal. Concluyó así otra de sus exageradas faenas. En los últimos meses trabajó simultáneamente en el Mural de la Sala de Convenciones de Cartagena, en sus nuevos óleos para la exposición de Miami y en el caimán, que se deja llevar, hipnotizado, por la muchacha costeña, en Barranquilla.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.