| 2001/09/03 00:00

Separación de bienes

Separación de bienes

Tom Cruise y Nicole Kidman finalmente llegaron a un acuerdo amistoso sobre la custodia de sus hijos adoptivos y para separar sus bienes después de 10 meses de tensión. Ambos decidieron que sus dos niños vivirán con los padres en forma alterna, quienes también influirán sobre aspectos de su educación, algo difícil teniendo en cuenta que Nicole es católica y Cruise pertenece a la cientología. Pero lo más importante es que por fin han logrado repartir sus propiedades. Por ahora se sabe que el actor se quedará con tres aviones avaluados en más de 30 millones de dólares y con una propiedad de 280 acres en Telluride, Colorado. Por su parte la australiana está conforme con lo que le tocó: una residencia de cinco habitaciones en California cuyo valor se estima en 11 millones de dólares y una espectacular mansión en la bahía de Sydney, Australia.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.