Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/1/2017 10:30:00 PM

Llegan a Colombia los señores del Renacimiento

La serie que narra las conspiraciones y sangrientas luchas de poder de la familia Medici, la más poderosa e influyente del siglo XV en Italia, se estrenará en mayo. Esta es su historia.

Los viñedos en flor de las colinas toscanas, la ciudadela con sus murallas bañadas por el sol y el sabor de las uvas jugosas con un amargo dejo de veneno. Los últimos momentos de la vida de Giovanni de Medici, fundador de la dinastía más poderosa de Italia, estuvieron marcados por la belleza de su natal Florencia y por la certeza de la traición. Al caer, intoxicado por el veneno que algún enemigo inesperado había untado sobre los frutos que solía comer en sus paseos diurnos, Giovanni dejó detrás el misterio de su muerte, pero también una fortuna que sería la base del poder político de su linaje en Florencia y en buena parte de Europa en los siguientes cuatro siglos.

En la serie Los Medici, señores de Florencia, que Fox Premium estrena en mayo en Colombia, la misión principal de Cosimo consiste en encontrar al asesino de su padre y proteger los intereses de la dinastía naciente. Paralelamente, se narra en flashbacks la vida de Giovanni, creador del banco Medici, el más importante de la época en Europa. Richard Madden, Robb Stark en las primeras temporadas de Game of Thrones, asume el rol de

Cosimo, mientras Dustin Hoffman, dos veces ganador del Óscar a mejor actor, interpreta magistralmente a Giovanni.

Contar la extraordinaria y colosal historia de los Medici no es una tarea fácil, pero los norteamericanos Frank Spotnitz y Nicholas Meyer, creadores de la serie, no temieron asumirla. La primera temporada ya se transmitió en Estados Unidos y Europa, con un éxito inesperado en Italia.

La serie cuenta los orígenes de esta dinastía, que dirigió a la Toscana desde el siglo XV, y protagonizó las más impresionantes luchas de poder en el Viejo Continente. La notoriedad de la familia se debe principalmente a los miles y miles de florines que consagraron para financiar a los más grandes artistas, intelectuales y científicos que llevaron a cabo esa revolución llamada Renacimiento. Masaccio, Donatello, Miguel Ángel y Leonardo da Vinci no hubieran llegado muy lejos si no fuera por los encargos de sus ricos mecenas. Los Medici contribuyeron también a construir la Galería Uffizi y una parte de la magnífica basílica de San Lorenzo del arquitecto Filippo Brunelleschi. En las ciencias, se destacaron por contratar y proteger a Galileo Galilei.

Le puede interesar: Ya hay fecha de estreno para la nueva temporada de ‘Game of Thrones‘

Spotnitz y Meyer decidieron que la primera temporada se centraría en una parte menos conocida de la historia de la estirpe: sus inicios humildes bajo la batuta del fundador del banco familiar, Giovanni, y su auge gracias a la gestión y audacia política de Cosimo. “Cuando comencé a leer y estudiar sobre los Medici, me di cuenta de que había una historia importante y contemporánea sobre los sacrificios que fueron necesarios para construir la civilización que todos disfrutamos hoy”, explica Frank Spotnitz al sitio web blogcritics.org.

Giovanni realizó el primero de esos sacrificios. A pesar de haber crecido en medio de la precariedad, logró crear un banco de dimensión continental. Luego de la muerte prematura de su padre, repartió el poco dinero que su familia tenía entre él y sus cuatro hermanos. Tras años de arduo trabajo sin mucho éxito en actividades financieras en Roma, Giovanni regresó a finales del siglo XIV a Florencia, donde construyó con paciencia metódica el banco Medici. Su perseverancia le permitió abrir filiales en Roma, Venecia, Nápoles, Lyon y Ginebra. Al final de su vida, su establecimiento era prestamista oficial del Vaticano, lo que le aseguró una potestad incontestable en un continente donde la religión católica controlaba el poder político.

Después de su muerte, su hijo Cosimo, apodado el Fundador de la Patria, expandió el imperio económico de la dinastía y, al mismo tiempo, consolidó su autoridad política al convertirse en el primer miembro de la familia regente de facto de Florencia. Pero el camino no fue fácil. Antes, debió luchar a muerte contra uno de los linajes más poderosos de Toscana en ese momento: los Albizzi. El beligerante Rinaldo, uno de sus influyentes miembros, aparece en la serie como el enemigo mortal de los Medici. Luego de haber conspirado junto con otros nobles florentinos, Rinaldo logró que Cosimo fuera condenado al exilio, acusado de querer instalar una dictadura.

El destierro le dio a Cosimo la oportunidad perfecta para demostrar que el poder de los Medici desbordaba las fronteras florentinas. En Venecia, donde logró refugio, se ganó el favor del pueblo con su dinero, mientras controlaba sus actividades financieras desde el monasterio de San Giorgio, su nuevo hogar, frente a la bella laguna de la ciudad. Para agradecer a los venecianos su acogida, encargó al célebre arquitecto

Michelozzo construir una espléndida biblioteca. “Ganar dinero es un placer, gastarlo aún más”, solía decir.

Le recomendamos leer: Las mejores series para aprender historia del siglo XX

Poco después, una crisis sin precedentes estalló en Florencia, en parte debido a la guerra con Milán, y la ciudad comenzó a perder poco a poco su lugar de potencia económica en Europa. Ante este hecho, las autoridades levantaron la condena a Cosimo, lo que le permitió regresar triunfante con sus riquezas y gobernar hasta el día de su muerte.

Como es el caso de buena parte de las series históricas, Los Medici, señores de Florencia no es completamente fiel a la historia. En realidad, nada sugiere que hayan asesinado al fundador de la dinastía. Cosimo, por su parte, no solo aparece como el estratega rígido que fue, sino también como un Medici humano, condescendiente, romántico y con un talento reprimido por las artes, características que seguramente no poseía, según los historiadores.

Algunos críticos pensaban que los italianos no confiarían en dos creadores estadounidenses para contar este episodio de su pasado. Además, la idea de narrar la vida de una de las familias más importantes del Renacimiento no es nueva: los Borgia han sido objeto de varias series y películas. Pero la maestría de los realizadores y la apasionante historia de los Medici han asegurado el éxito de la serie: más de 7 millones de televidentes vieron los dos primeros episodios en Italia.

Este año, Europa y Estados Unidos presenciarán una segunda temporada. Aunque los detalles precisos no se conocen, se espera que se cuente la vida de Lorenzo el Magnífico, mecenas de Botticelli y Miguel Ángel. A este ritmo, los creadores apuestan por una serie que podría narrar la vida de todas las grandes figuras del linaje hasta el siglo XVIII, cuando la dinastía desapareció con la muerte de Ana María Luisa de Medici, quien no tuvo hijos. A pesar de este triste final, los Medici dejaron un legado cultural y científico sin par: el conocimiento y las artes del Renacimiento. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.