Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2007/05/19 00:00

Sesenta años después...

Tal vez el único honor más grande a que a alguien le publiquen la tesis de grado es que esta vuelva a ser publicada, y más si es 60 años después.

Tal vez el único honor más grande a que a alguien le publiquen la tesis de grado es que esta vuelva a ser publicada, y más si es 60 años después. Eso le sucedió a Álvaro Castaño Castillo, quien en 1947 se graduó con honores de derecho en la Universidad Nacional gracias a su trabajo La Policía, su origen y su destino. El 22 de mayo, en el aniversario 67 de la Escuela de Policía General Santander, será lanzado nuevamente. “En esa época yo pensaba hacer una tesis sobre derecho diplomático, pero cuando le llevé el primer borrador a mi tutor, Miguel Lleras Pizarro, entonces director de la Escuela, me dijo que me dejara de bobadas, que mejor me dedicara a estudiar las instituciones que estaban en crisis, concretamente la más abnegada de todas: la Policía”, recuerda Castaño. Ese consejo dio origen a tres años de investigación y a un producto que, como advierte su autor, “tiene tanta vigencia como en el pasado, por el momento que vive el país”, por lo cual no se le cambió ni una coma. Consciente de ello, el general Carlos Alberto Pulido, presidente de la Academia de Historia de la Policía Nacional, tuvo la iniciativa. La portada del nuevo libro tiene la imagen del Quijote: “Fue el primer policía conocido y los de hoy deberían seguir su ejemplo. Él protegía a quienes lo necesitaban”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.