Viernes, 20 de enero de 2017

| 1998/06/08 00:00

SHAKIRA EN LAS ESTRELLAS

Con el World Music Award la joven cantante colombiana da un paso más en su maratónica carrera hacia el estrellato internacional.

SHAKIRA EN LAS ESTRELLAS

Cuando todo el mundo pensaba que su disco Pies descalzos había exprimido hasta la última gota del jugo del éxito, Shakira ratificó ante la mismísima realeza de Mónaco que todavía falta tela por cortar.
El miércoles de la semana pasada, en medio de la ovación del público y tras un emocionado discurso de Gloria Estefan, la joven cantante barranquillera recibió el más importante galardón que haya obtenido un artista colombiano en el competido mundo del rock internacional: el World Music Award.
El premio, considerado por los expertos como el Grammy europeo, reúne año tras año a la crema y nata del rock y del pop mundiales y su sola nominación constituye todo un honor. Si se tiene en cuenta que en Europa el Music Award es a la música lo que el César es al cine, haber triunfado en la categoría de Mejor Artista Latino entre seleccionados de la talla de Luis Miguel y la propia Gloria Estefan es, de entrada, un reconocimiento enorme. Lo que más ha llamado la atención de los europeos es que Shakira tocó el cielo con las manos todavía muy joven, 21 años, y que lo hizo nada más y nada menos que con su primer disco. Una hazaña con la que ningún colombiano había siquiera soñado.
El fenómeno ha sido de tal dimensión que, en este momento, Shakira podría retirarse con la seguridad de haber pasado a la historia como la cantante más exitosa del país. Las cifras hablan por sí solas: cerca de 100 conciertos internacionales con presentaciones en toda Latinoamérica, Estados Unidos y buena parte de Europa y una venta de discos que ya superó con creces la cifra de tres millones de copias en el mundo entero, incluidos mercados tan remotos como los de Japón, Tailandia y Filipinas.
Proeza semejante será difícil de superar incluso por ella misma. De hecho, en los corrillos del espectáculo se ha llegado a especular que la demora de su segundo disco se debe, sobre todo, a la presión que el éxito prematuro ha ejercido sobre ella Pies descalzos, cuya producción costó apenas 100.000 dólares, alcanzó para batir todos los récords nacionales y, de paso, para ponerla en el curubito de la popularidad con premios como el obtenido en Mónaco.
A pesar de que su nuevo productor, Emilio Estefan, es consciente del complicado reto que tiene por delante, también sabe que Shakira cuenta con dos poderosas armas: una versatilidad musical a toda prueba y una personalidad arrolladora, ingredientes que bien pueden mantenerla en la cima por muchos años más.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.