Domingo, 22 de enero de 2017

| 2000/12/18 00:00

Sin herederos

Sin herederos

La familia Agnelli, propietaria de la casa Fiat, parece tener un destino trágico. En 1997 Giovanni Alberto Agnelli, quien llevaba varios años preparándose para asumir el control de la compañía italiana, murió a los 33 años víctima de un cáncer de estómago. La semana pasada, en hechos que todavía no son del todo claros, su primo Edoardo Agnelli, único hijo varón del patriarca Giovanni Agnelli, apareció muerto en el viaducto de Fossano, en los alrededores de Turín. El cuerpo presentaba trauma en el cráneo y las autoridades creen que el hombre de 46 años pudo haberse tirado desde el puente. Con la muerte de Edoardo se cierra un capítulo más en la saga de los Agnelli, una poderosa dinastía que dejará su futuro en manos de terceras personas, pues ninguno de los herederos vivos está interesado en manejar el negocio.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.