Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/4/2012 12:00:00 AM

Solidaridad millonaria

La semana pasada Ken Grenda demostró que todavía hay gente desinteresada. El australiano, dueño de una flota de buses, repartió 16 millones de dólares entre sus cerca de 2.000 empleados luego de vender su compañía, fundada hace más de 60 años.

La semana pasada Ken Grenda demostró que todavía hay gente desinteresada. El australiano, dueño de una flota de buses, repartió 16 millones de dólares entre sus cerca de 2.000 empleados luego de vender su compañía, fundada hace más de 60 años. El empresario consideró que después de tanto tiempo lo mínimo era premiar su fidelidad con un porcentaje de las utilidades. A los más antiguos los compensó con 100.000 dólares y a los nuevos les dio 30.000. “Una empresa es tan buena como sus trabajadores y los nuestros son fantásticos”, asegura Grenda, a quien consideran ‘el mejor jefe del mundo’. En Groenlandia un joven desempleado llamado Angut Kleist también dio ejemplo de generosidad al donar su fortuna a familiares, amigos y hasta mendigos. El único problema es que el dinero en realidad no era suyo. En 2008 su banco le depositó por error más de 180.000 dólares. Cuando la entidad descubrió la falla el ‘Robin Hood moderno’ ya había gastado la tercera parte de la plata, por lo que la Corte Suprema danesa no solo le ordenó devolverla, sino que lo multó con 100 horas de servicio comunitario.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1861

PORTADA

Prieto en la mira

La imputación de cargos al exgerente de la campaña de Santos sorprendió. Pero esta no tiene que ver con el escándalo de Odebrecht ni con la financiación de las campañas. ¿Por qué?