Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/15/2013 4:00:00 AM

Superman es el héroe inmortal

El personaje se resiste a desaparecer. Al cumplir 75 años una nueva película pretender revivir al superhéroe más famoso de todos los tiempos. La pregunta es si esta vez el ‘hombre de acero’ logrará crear una saga cinematográfica tan rentable como la de Batman.

Hasta hace pocos meses Henry Cavill era considerado el actor más desafortunado de Hollywood. Es cierto que abrirse camino en esa industria tan competitiva requiere mucho esfuerzo y paciencia, pero en su caso parecía un sueño imposible. 

Primero intentó protagonizar Batman Begins y el talentoso Christian Bale se quedó con el papel. Luego Daniel Craig le arrebató la oportunidad de convertirse en James Bond. Y en 2007 ni siquiera logró que lo escogieran para interpretar al vampiro adolescente Edward Cullen (Robert Pattison) en la saga Crepúsculo.

Acostumbrado a que siempre lo rechazaran, en 2011 Cavill llegó sin mayores expectativas al casting que buscaba al nuevo Superman. “Estaba preparado para oír un ‘no’”, recuerda. En contra de ese pronóstico, los realizadores del Hombre de acero (Man of Steel) eligieron al joven británico para encarnar al pionero de los superhéroes. Su mala racha había terminado y empezaba la difícil tarea de revivir en el cine a una de las grandes figuras de la cultura popular del siglo XX. Porque si algo ha caracterizado al héroe de capa roja es su esencia indescifrable.

A diferencia de la mayoría de los personajes con poderes sobrenaturales, Superman viene de otro planeta, Krypton, y para ser aceptado en la Tierra tiene que disfrazarse de humano, es decir, de Clark Kent, el reportero del Daily Planet. No es como Batman, quien en las noches deja de ser el multimillonario y filántropo Bruce Wayne para ponerse el traje de murciélago. Superman es el héroe por excelencia y ese es quizás el principal reto de la reciente película, estrenada el 14 de junio, con la que Warner Bros. y su subsidiaria DC Comics pretenden conquistar al público justo cuando se cumplen 75 años de su creación. 

El director Zack Snyder, reconocido por sus adaptaciones de Watchmen y 300, aceptó la misión con ayuda del legendario Christopher Nolan, responsable de la última saga cinematográfica de Batman. Inspirados en la historieta original, cuyo primer número apareció en la revista Action Comics en junio de 1938 (ver recuadro), Snyder y Nolan rastrearon los comienzos de Superman para crear un personaje más real. 

Se cuidaron de mostrar, por ejemplo, los dilemas que debe enfrentar el pequeño Clark cuando descubre que es capaz de volar. En esta versión su objetivo es darle a entender a la audiencia que ser un superhéroe no siempre es fácil, sobre todo si se lleva a cuestas el destino de la humanidad. 

Muchos expertos creen que la apuesta de 225 millones de dólares será un éxito en taquilla estas vacaciones, pues desde hace tiempo las producciones basadas en superhéroes han demostrado ser las favoritas del público. 

“Superman y los héroes en general volvieron a instalarse en la cultura después de los atentados del 11 de septiembre. Prueba de ello es que, tras varios intentos fallidos, la serie de televisión ‘Smallville’ solo pudo debutar en esa época”, dijo a SEMANA Benjamin Saunders, profesor de la Universidad de Oregon y autor del libro Do The Gods Wear Capes? 

Con el terreno ya preparado, el director Bryan Singer estrenó Superman Returns en 2006. La expectativa era grande porque desde la exitosa saga protagonizada por Christopher Reeve en los años ochenta (ver recuadro), nadie había podido encontrar un hombre de acero que convenciera al público y a la crítica. 

Esta vez la floja actuación del desconocido Brandon Routh tampoco dio la talla y el anhelado regreso del superhéroe más famoso de todos los tiempos quedó en suspenso. Entonces se barajaron los nombres de Tim Burton y J.J. Abrams para recuperar la franquicia, pero el proyecto volvió a tomar vuelo solo hace poco. 

En la nueva entrega muchos tienen sus esperanzas puestas en Nolan, pues tal como lo demostró en la trilogía de Batman, entiende las complejidades de los superhéroes y su mirada podría darle un giro interesante al desprestigiado Superman. Por ahora las críticas han sido positivas, sobre todo con las primeras escenas de la película, donde queda en evidencia la lucha del protagonista por encontrar su identidad. El mayor desafío es cómo adaptar un héroe de hace 75 años al momento actual. 

“Cada generación necesita un Superman diferente. El de 1930 luchaba contra criminales como Al Capone. El de los cuarenta defendió el frente interno mientras el Ejército batallaba en el extranjero. Al comienzo de la Guerra Fría sacó el pecho por su país adoptivo y en los últimos días trató de eliminar los arsenales nucleares”, explicó a esta revista Larry Tye, autor de la biografía Superman: The High-Flying History of Ameri’s Most Enduring Hero.

Para él y otros expertos, aunque las amenazas cambien, el hombre de acero seguirá siendo un héroe atemporal y por lo tanto inolvidable. No importa que personajes como Batman, Iron Man, Los vengadores o Spider-Man hayan acaparado la pantalla grande durante la última década. “La iconografía de Superman ya pasó la prueba y está en nuestras mentes”, asegura Snyder. Si esta película por fin logra cautivar a los espectadores, nacerá una nueva saga. Después de tantos años de espera, Henry Cavill tendrá que demostrar que los productores no se equivocaron. 

La evolución del hombre de acero 

Aunque siempre se han barajado nombres como Nicolas Cage o Jim Caviezel (‘La pasión de Cristo’) para interpretar al superhéroe, desde el principio se volvió una tradición que el papel quedara en manos de actores desconocidos. Estos fueron los elegidos para representarlo en la televisión y el cine. 


AFP
  • Kirk Alyn fue el primer actor en interpretar a Superman. Participó en las dos series cinematográficas de 1948 y 1950. Con él empezó la maldición del cómic, pues después de este papel, Alyn no volvió a tener éxito en la industria y al poco tiempo le diagnosticaron alzhéimer. 

AFP
  • George Reeves conquistó al público estadounidense con la serie televisiva Las aventuras de Superman, entre 1951 y 1958. El programa lo lanzó al estrellato, pero un año después de grabar el último episodio se pegó un tiro en la cabeza. Hay quienes, sin embargo, creen que lo asesinaron.

AP
  • Christopher Reeve pasó de ser un desconocido actor de teatro al Superman más famoso del cine. Lo interpretó en cuatro películas filmadas entre 1978 y 1987. El accidente de equitación que lo dejó cuadripléjico en 1995 reafirmó la supuesta maldición del hombre de acero. 

AFP
  • En la década de los noventa varias series invadieron la televisión. Superboy, un programa sobre la época juvenil del héroe de Metrópolis, se emitió de 1988 a 1992. El año siguiente se estrenó Lois & Clark, un show protagonizado por Dean Cain y Teri Hatcher, que narraba la historia de amor entre Lois Lane y Clark Kent. 

  • El fenómeno de Superman volvió a tomar fuerza en 2001 con el debut de Smallville, una serie de Warner Bros. que duró diez temporadas. La historia cuenta cómo el joven Clark, interpretado por Tom Welling, descubre sus poderes en la granja de los Kent, sus padres adoptivos. 

AFP
  • El último intento por revivir al hombre de acero ocurrió en 2006. Superman Returns, protagonizada por Brandon Routh, era la esperanza de miles de fanáticos que ansiaban verlo de nuevo en la pantalla grande, pero la película no convenció al público ni a la crítica. 

El origen del mito 

El escritor Jerry Siegel y el dibujante Joe Shuster se inspiraron en personajes como Tarzán, el Zorro y hasta Moisés para darle vida a Superman. Lo idearon en plena Gran Depresión y, aunque al principio tenía la pinta de un villano, poco a poco lo perfeccionaron hasta crear la versión del héroe de capa roja. 

Después de varios rechazos, el público finalmente lo conoció en la edición número uno de Action Comics, en junio de 1938. La pareja de amigos, sin embargo, se apresuró a vender los derechos de autor a la editorial DC Comics por 130 dólares. El cheque creó una industria millonaria y paradójicamente el año pasado un fanático pagó 160.000 dólares por el famoso documento que alguien había mantenido escondido en un cajón de ropa. 

Siegel y Shuster no se resignaron a ver cómo su héroe se convertía en una rentable franquicia que además de historietas mensuales, comercializaba dibujos animados, series de televisión, películas, programas de radio y musicales. Entonces demandaron a la compañía y en los años setenta lograron que Time Warner les reconociera una pensión de 20.000 dólares anuales a cada uno. Hoy sus herederos tienen control sobre el 50 por ciento de los derechos de autor. 
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.