Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/6/2014 12:00:00 AM

A sus 62 años, causa sensación modelando ropa interior

Jacky O’Shaughnessy se convierte en la nueva imagen de una prestigiosa marca de lencería.

Las arrugas no tienen cabida en una pieza publicitaria, a excepción de las que protagoniza Jacky O’Shaughnessy. A sus 62 años se ha convertido en la nueva imagen de la marca de ropa interior American Apparel.

La marca muestra a Jacky sentada luciendo un conjunto de encaje, que deja ver sus arrugas y sus estrías, bajo el lema: “Ser sexy no tiene fecha de caducidad”.

Pero Jacky solo modela desde 2011 cuando tenía 60 años, nunca antes se le había pasado la idea por la cabeza y a esa edad ni siquiera era un pensamiento que le llegara a la mente por casualidad. La mujer fue descubierta por la marca cuando cenaba sola en un restaurante de Nueva York e inmediatamente le hicieron la oferta, Jacky aceptó y le gustó tanto que desde entonces es una de sus modelos exclusivas.

“Ser un maniquí, aunque no lo crean requiere de energía y habilidad para comunicarse sin palabras”, aseguró en varias entrevistas a medios estadounidenses.

Recientemente , American Apparel causó polémica por utilizar maniquíes con vello púbico en sus tiendas, comercializar camisetas con vaginas en menstruación y por el alto contenido sexual de sus campañas.

Una de las pocas decisiones que ha generado aceptación es la contratación de Jacky como imagen de la marca. Igual aceptación tiene la modelo Carmen Dell’Orefice, quien tienen 82 años y está vigente desde que tenía 14 años.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1838

PORTADA

Maduro: ¡Atrincherado!

Con 100 muertos en la calle y la comunidad internacional en contra, Maduro desafía al mundo con la constituyente. Su futuro depende de los militares y de sus propias disidencias.