Martes, 21 de octubre de 2014

| 2013/05/06 00:00

Tiene siete años, ya ganó 50 reinados de belleza y es millonaria

Isabella Barrett, ganadora de ‘La Pequeña Miss América 2012’, ya facturó un millón de dólares gracias a su hermoso rostro.

. Foto: .

Como la mayoría de niñas a Isabella Barrett le encanta disfrazase, colecciona ositos de peluche y es aficionada a la música de Justin Bieber. Sin embargo, eso es lo único que tiene en común con las demás pequeñas de siete años. Pese a su corta edad en 2012 lanzó su propia firma de joyas, Glitzy Girl, y un año más tarde incursionó en una línea de ropa y maquillaje. Lo más increíble es que su empresa ya cuenta con 42 empleados y acaba de facturar un millón de dólares.

Pero tanta fama y reconocimiento por su angelical rostro ha tenido un precio. Su familia ha gastado más de 50.000 dólares en diseño de sonrisa, profesores de voz, maquilladores, extensiones de cabello, uñas acrílicas y sesiones de bronceo. "¿A quién no le puede gustar ser millonario?", se pregunta la Pequeña Miss América 2012 en una entrevista en The Mirror.

La pequeña estrella de las pasarelas ya ha ganado más de 50 concursos de belleza infantiles. Su meteórica carrera en el modelaje y en los concursos de belleza comenzó a los cuatro años. Desde entonces, Bella, como le llaman sus padres, los ha ganado casi todos. Hoy es el rostro de una línea de juguetes de la popular cadena estadounidense Toys R Us, pero lo que la hizo más famosa es haber participado en el reality "Toddlers and Tiaras". 




Isabella ha desarrollado gustos extravagantes: llegó a pedir 2.200 dólares en comida al room service de uno de los hoteles cinco estrellas en los que se hospeda, tiene vestidos hechos a su medida por más de 10.000 dólares y en su clóset se cuentan más de 60 pares de zapatos de diseñador. "¿A quién no le puede gustar ser millonario?", se pregunta la Pequeña Miss América 2012 en una entrevista reciente al tabloide británico ‘The Mirror’.

Ante las críticas su madre insiste en que no presiona a su hija, sino que le ayuda a conseguir sus sueños: "Si mañana me dijera que lo quiere dejar, estaría bien", sostiene.

Sin embargo, así como tiene seguidores que se rinden ante su rostro angelical, en las redes sociales le han llovido señalamientos a su mamá por convertir a la pequeña en un objeto sexual y hacer una fortuna a costa de los encantos de su pequeña.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×