Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 1992/10/19 00:00

"TIRE LA TOALLA"

Después de casi cinco años en la presidencia de Ecopetrol, la guerrilla y Rudy Hommes se la pudieron a Andrés Restrepo Londoño.

"TIRE LA TOALLA"

SI EXISTE EN EL PAIS ALGUN CARGO QUE se pueda comparar en la dificultad de su manejo con el de la Presidencia de la República, es la presidencia de Ecopetrol.
Una de las más grandes de Latinoamérica, productora de inmensos recursos, con presencia en todo el territorio nacional y con los ojos puestos sobre ella, la empresa ha protagonizado más de un conflicto en su historia.
Es tal vez por eso que el cargo pocas veces ha tenido un funcionario de largo alcance y los cambios en su presidencia se ven a menudo. Hasta la semana pasada Andrés Restrepo Londoño amenazaba con batir un récord, al estar a punto de cumplir cinco años a la cabeza de Ecopetrol. Y no cualquieras cinco años. Durante su administración'Restrepo conoció ambas caras de la fortuna cuando se vio enfrentado a un boom del petróleo entendido en un doble sentido. Por un lado, no sólo la guerra del Golfo Pérsico aumentó los precios del petróleo sino que se descubrió el pozo de Cusiana de inmensas proyecciones para el país. Pero del otro lado, la guerrilla efectuó en los últimos tres años 80 atentados a la red de poliductos y 150 voladuras al oleoducto de Cañolimon.
A esta situación que mantiene a la empresa en un permanente estado agridulce, se le suma el tradicional tire y afloje que se ha presentado no sólo entre Ecopetrol y las autoridades económicas sino entre la empresa y otros sectores de la administración que no quieren verse pasados por alto en el momento del reparto de recursos.
La semana pasada un nuevo episodio por esos predios terminó con la renuncia de Andrés,Restrepo a la presidencia de la empresa. Para él la reforma tributaria que gravó el consumo de combustible, los obstáculos que Planeación Nacional le puso a sus proyectos de inversión, la resistencia del sindicato a la modernización de la empresa, la obsesión guerrillera con el oleoducto y un enfrentamiento con el Ministro de Minas hicieron que su decisión de retirarse fuera impostergable. El hecho es que en el pasado cuando se presentaba un conflicto entre Ecopetrol y el Ministerio de Hacienda o Planeación Nacional el Ministro de Minas siempre terciaba a favor de Ecopetrol. En esta ocasión eso no sucedió. Según las palabras del propio Andrés Restrepo Londoño "no tiro la toalla fácilmente y si me retiro es porque perdí la pelea".
Ganada o perdida, lo cierto es que ese potro brioso y de tanta incidencia en la vida del país como lo es la presidencia de Ecopetrol está vacante y que el nuevo funcionario que acepte intentar montarlo va a encontrar la situación bastante cruda.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.