Lunes, 23 de enero de 2017

| 1996/08/12 00:00

TODO POR LA PLATA

TODO POR LA PLATA

Si Diana de Gales era la mujer ideal en belleza para muchas jóvenes del mundo, ahora está a punto de convertirse en la heroína de las divorciadas del planeta. La semana pasada los abogados de la princesa llegaron finalmente a un acuerdo sobre los términos económicos de la separación. Al parecer, el príncipe Carlos tendrá que acceder a girarle un cheque por la suma de 30 millones de dólares. Se dice que la reina manifestó su intención de contribuir con una jugosa suma con tal de obtener el divorcio de su hijo mayor. Carlos, sin embargo, deberá seguirle pasando una pensión anual de 780.000 dólares para los gastos personales. Todo indica que Diana no sólo conservará, como madre de los herederos al trono, el apartamento de Kensington, sino también el codiciado título de alteza real. Como quien dice, vivirá como una reina... pero sin rey.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.