Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/4/2016 10:20:00 AM

Tom Brokaw, otro famoso que vive con cáncer

En un editorial publicado en el 'The New York Times', el reconocido presentador de noticias de NBC cuenta cómo ha sido vivir con mieloma múltiple.

Hace tres años, cuando tenía 73 años, Tom Brokaw supo que tenía cáncer. Se trata del mieloma múltiple, un tipo incurable de mal que se da cuando proliferan las células plasma malignas en la medula ósea.

En ese momento los oncólogos le dijeron que la expectativa  de vida para pacientes como el eran cinco años. El mieloma múltiple es una enfermedad rara que aparece a partir de los 60 años, y se presenta más en hombres que en mujeres. Como consecuencia del cáncer el hueso se empieza a lesionar, lo que produce fracturas constantes que deterioran la calidad de vida.

Debido al daño en el hueso, Brokaw relata que ha tenido dolores de espalda persistentes y deterioro del músculo. Pero luego de tres años de tratamientos, que ha incluido quimioterapia, una cirugía, suplementos para el hueso y muchas drogas, su cáncer está en remisión.

Eso significa que los signos y síntomas del mal desaparecieron pero aun así él no está curado. Como muchos otros que padecen algún tipo de cáncer Brokaw ha tenido que adaptar su vida al hecho de vivir con cáncer.  El señala que continúa con su vida como quien tiene una enfermedad crónica.

“Le creo a mis médicos cuando me dicen que estoy bien y que voy a superar la expectativa de vida estándar.  Tengo una vida profesional muy ocupada. Mis intereses se mantienen activos. Monto en bicicleta, nado, voy de pesca y cazo pájaros pero lo hago en un contexto diferente. Aún en remisión, el cáncer altera la percepción de lo que es normal. En las mañanas, al mediodía y en la noche, dormido o despierto, las células malignas están determinadas a alterar o acabar con mi vida”, escribe el periodista.

El cáncer es una enfermedad de la vejez, por eso Brokaw ha encontrado que muchos otros de su edad, como un amigo suyo de la infancia, sufría cáncer de estómago.  Reanudaron la amistad e intercambiaron chistes de humor negro sobre sus frustraciones. Otro amigo que recibió el mismo diagnóstico suyo también se convirtió en una suerte de apoyo. Ninguno de los dos está vivo hoy.
“La gente que no tiene cáncer está bendecida pero desconoce de la dedicación, compasión y genialidad de aquellos que están todos los días comprometidos con la lucha contra este pernicioso enemigo”, señala.

Brokaw fue uno de los tres grandes presentadores de noticias en la televisión, junto con Peter Jennings (ABC) y Dan Rather (CBS) durante la década de los 80s. Juntos establecieron la llamada Anchor era, pues fueron anfitriones de los noticieros insignias de las tres cadenas durante dos décadas y le imprimieron un sello de autoridad y seriedad a ese cargo, considerado la cima a la que cualquier periodista de televisión aspiraba llegar. Todos comenzaron su carrera y se retiraron con una diferencia de uno o dos años.

Algunas cosas las tiene claras y otros no. Una de las que sabe es que después de ser por más de medio siglo como una parte prominente de las noticias políticas de NBC no quiere ceder su lugar en el equipo (actualmente es corresponsal especial) durante este año de elecciones tan agitado.
 “El prospecto de la muerte no me consume. Cuando entra intermitentemente en mi conciencia tiene algo de abstracto. No logro saber cómo esta vida va a terminar. Eso no es ninguna sorpresa. Tengo más experiencia en vivir que en morir”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.