Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2008/08/09 00:00

Trabajo de prevención

Las estrellas también se enferman y aunque antes solían mantener sus dolencias en silencio, ahora siempre comparten sus diagnósticos lo antes posible con el público.

Las estrellas también se enferman y aunque antes solían mantener sus dolencias en silencio, ahora siempre comparten sus diagnósticos lo antes posible con el público. Desde hace unos años, los famosos, sobre todo aquellos con cáncer, suelen salir a hablar públicamente de su enfermedad. La más reciente actriz en esta lista es Christina Applegate, la protagonista de la serie Samantha Who?, a quien la semana pasada le diagnosticaron cáncer de seno. Su publicista informó de inmediato sobre el dictamen médico, aseguró que la actriz ya había comenzado el tratamiento y dijo que por el tipo de cáncer, los médicos vaticinaban una total recuperación. Los famosos saben la influencia que tienen sobre sus seguidores y por eso anuncian su situación como una alerta para que las personas se hagan sus exámenes médicos. Por ejemplo, los expertos revelaron a BBC que cuando la cantante Kylie Minogue anunció en 2005 que le habían diagnosticado cáncer de mama, aumentó el número de consultas. Otros, como Sharon Osbourne, la esposa del roquero Ozzy Osbourne, han dejado que las cámaras sigan su tratamiento. Ella fue diagnosticada con cáncer de colon en 2002 mientras grababa el reality The Osbournes, en el cual se documentó parte de su convalecencia. El otro caso reciente es el del actor Patrick Swayze, quien tiene cáncer de páncreas y no ha sido tímido a la hora de dejarse tomar fotos e informar acerca de los progresos de su tratamiento.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.