Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 1995/07/24 00:00

TRES SON COMPAÑIA

TRES SON COMPAÑIA

PARA NADIE ES UN SECRETo EL EXITO QUE MAría Emma Mejía ha tenido como embajadora en España. No sólo ha realizado una brillante gestión ante el gobierno de Felipe González sino que también ha establecido una cordial amistad con los reyes. Y ahora que sus días en ese país están contados, María Emma ha aprovechado para disfrutar la agradable vida madrileña. El jueves 15, fue una de las invitadas especiales del rey Juan Carlos al palco de honor, durante la corrida de la Beneficencia en la Plaza de Las Ventas, en donde comentó, junto al monarca, los pormenores del mano a mano entre el colombiano César Rincón y el español Enrique Ponce. Durante el brindis que se ofreció a los toreros después del festejo, la embajadora le confesó al Rey que sufrió durante el espectáculo taurino porque las faenas no salieron tan buenas como esperaban. Pero el monarca, en un gesto muy cálido, le agradeció a la embajadora su presencia y al torero su colaboración en este evento.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.