Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 1993/05/17 00:00

¿Tyson era inocente?

Nuevos testimonios, que el jurado no conoció, hacen pensar que Mike Tyson realmentefue una víctima

¿Tyson era inocente?

¿Tyson era inocente?
UN AÑO DESUpués de haber sido declarado culpable de violación, Mike Tyson espera otra oportunidad para demostrar su inocencia. Hace dos meses su abogado, Alan Dershowitz, uno de los más famosos penalistas de los Estados Unidos, apeló ante la Corte de Indianápolis para que su caso sea revisado y el proceso se abra nuevamente. Dershowitz sostiene que Desiree Washington, la mujer que acusó a Tyson, su familia y su abogado montaron una comedia, digna de un Oscar, para hacerla pasar a ella como una joven cándida e inocente, víctima de un brutal boxeador, y el jurado se comió el cuento.
Ahora una nueva historia, completamente diferente de la que el jurado escuchó, empieza a salir a la luz pública. Según el abogado, él puede ahora probar que el juicio al ex campeón mundial de boxeo no fue imparcial y que la evidencia que llevó al boxeador a una condena de seis años, fue falsa e incompleta. Inocente o no, lo cierto es que a raíz de los resultados de nuevas investigaciones realizadas por Dershowitz, cinco de los jurados han señalado que si hubieran tenido entonces la información que tienen hoy, su veredicto habría sido muy distinto, y están de acuerdo en que el proceso debe revisarse. "Nosotros creímos que un hombre violaba a una mujer... ahora parece que una mujer violó a un hombre," señaló uno de ellos.
AI parecer, la joven aspirante al título de Miss Amériea Negra que acusó de violación al campeón mundial de boxeo, no es tan ingenua e inocente como fue presentada ante el jurado y el mundo.
Dershowitz ha recogido testimonios de sus propios amigos que señalan que la joven había manifestado que quería acostarse con el boxeador "para poder explotarlo económicamente, en la misma forma que lo estaba haciendo la cantante Robin Givens", y que al día siguiente de su encuentro con Tyson, ella había hecho alarde del tamaño de su miembro.
"Lo único que buscaba era dinero", dice el abogado, quien sostiene que un familiar de la joven le confesó que al día siguiente de haber estado con Tyson, el padre de Desiree, Donald Washington, se puso en contacto con un abogado para vender la historia de su romance con el campeón mundial y discutieron los derechos para un libro y una película. Aunque durante el juicio los Washington fueron interrogados acerca de un "eventual" acuerdo de honorarios con algún abogado lo cual se acostumbra cuando se contempla una indemnización por daños-, la víctima y su familia lo negaron categóricamente. La joven manifestó que no pediría dinero, pues sólo queria "hacerjusticia, para que otras mujeres no fueran violadas". El jurado entendió entonces que ella no tenía razón para mentir, puesto que no iba a recibir dinero ni ningún beneficio de la condena del boxeador. Pero ahora Dershowitz asegura que la joven ya tenía en sus manos el contrato por los derechos de la historia, firmado con sus padres como testigos, en el cual estaba estipulado que la tercera parte de la suma le correspondería al abogado. Y señala que detrás de todo este montaje había solo un interés económico: los Washington necesitaban que Tyson fuera condenado para aumentar el precio de la historia.
De otra parte, tres meses después de que Tyson entró al Centro Penitenciario de Indiana, el abogado de la joven "Deval Patrick" acusó al boxeador de haberle transmitido a su cliente una enfermedad venérea y presentó una demanda en la que exigía compensación económica por los "daños emocionales".
El abogado dice que un examen que se hizo la joven antes de tener sexo con Tyson demuestra que en ese momento élla no sufría ninguna infección sexual. La pregunta que se hace Dershowitz es:
si era, como dicen, una joven sin experiencia sexual ¿por qué se había sometido a una prueba de este tipo? La verdad es que, ante el jurado, el encuentro de Desiree Washington con Mike Tyson, a las dos de la mañana en su hotel, fue mostrado como la cita "platónica" de una ingenua admiradora, quien incluso afirmó haber rechazado enérgicamente el beso que el boxeador intentó darle cuando ella se subió en su limousina. Y cuando se mencionó en el juicio, la sexy ropa interior que ella llevaba puesta esa noche, el fiscal rebatió el tema con el argumento de que no se puede juzgar a una mujer por su ropa interior, teoría que ha sido aeogida en varias Cortes en casos de violación.
Pero aún si Desiree sólo quería un autógrafo de Tyson a las dos de la madrugada, y si su sensual vestimenta se debía -como se dijo a que era la única ropa seca que tenía en ese momento, tampoco es cierto que la joven haya rechazado enérgicamente los requerimientos amorosos del boxeador, como sostuvo ante el jurado. Tres testigos ocasionales, que estaban en la puerta del hotel cuando la pareja llegó, señalan que vieron a la joven dentro de la limousina, acariciándose con el boxeador."Estaban uno encima del otro", señaló uno. Otro dijo que oyó cuando Tyson le manifestó a Desiree, en forma vulgar, que quería tener sexo con ella. Y los tres vieron a la pareja, tomada de la mano, dirigirse a la habitación del boxeador.
Pero durante el juicio, inexplicablemente, a ninguno de los tres testigos se les permitió declarar ante el jurado. "De acuerdo dice Dershowitz-, que una mujer acceda a las caricias de un hombre no significa que no pueda negarse después a tener una relación sexual. Pero estos testimonios demmuestran tres cosas: que Desiree mintió cuando afirmó que había rechazado las caricias de Tyson. Que Tyson estaba diciendo la verdad cuando testificó que le había manifestado que quería tener sexo con ella y que ella había correspondido a sus caricias. Y que hasta el momento de entrar en la habitación, ella estaba accediendo a los requerimientos amorosos del boxeador ".
Lo cierto es que no sólo los abogados de Tyson y algunos de los jurados cuestionan ahora la validez del juicio. Varios prestigiosos juristas norteamericanos están de acuerdo en que la juez Patricia Gifford cometió un grave error legal al excluir a los testigos. Hay quienes señalan que el fiscal Greg Garrison tuvo suerte de tener una feminista, especializada en casos de violación, como juez en este caso. Y aunque ella negó la primera apelación, las nuevas evidencias parecen desvirtuar toda la historia de una cándida joven que fue víctima del voraz apetito sexual del boxeador. Y todo parece indicar que, en breve, esta historia continuará... -

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.