Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2010/08/25 00:00

U2 revoluciona Moscú en su primera visita

La banda irlandesa ha revolucionado Moscú desde que llegó hace tres días para ofrecer hoy su primer concierto en este país. Se esperan más de 80 mil seguidores en el estadio olímpico Luzhnikí.

El presidente ruso, Dmitry Medvédev (I), conversa con el líder de la banda irlandesa U2, Bono (D), durante su reunión en la residencia de verano de Medvédev en Sochi, Rusia. Foto: EFE

Escoltados por la policía de tráfico desde el momento en que pisaron suelo moscovita, Bono (Paul Hewson), The Edge (David Evans), Adam Clayton y Larry Mullen han recibido un trato preferencial por parte del Kremlin durante una visita que recuerda más a la de un jefe de Estado que a la de unos músicos.

Tanto es así, que el líder del legendario grupo irlandés, Bono, fue invitado el martes por el presidente ruso, Dmitri Medvédev, a su residencia estival del mar Negro, donde hablaron sobre la lucha contra la pobreza en África, el sida, la tuberculosis y la malaria.

Horas antes de que comience uno de los conciertos más esperados del año en Moscú, las medidas de seguridad se han intensificado y los transportes metropolitanos sufren cortes que afectarán a buena parte de los más de diez millones de habitantes de la ciudad.

Los moscovitas tendrán que buscar alternativas a las cuatro líneas de trolebús y otras cuatro de autobús que cambiarán de ruta con motivo del espectáculo.

La actuación de los irlandeses afectará también a una de las líneas más transitadas del metro de Moscú, conocido como el "palacio subterráneo" por su espectacular arquitectura.

En el debut de U2 en Rusia, se espera que más de 80.000 personas coreen temas del nuevo disco como "I'll Go Crazy If I Don't Go Crazy" o "Magnificent" alrededor de un escenario en forma de araña que se ha convertido en el más grande del mundo, con una altura de 50 metros.

La mastodóntica estructura de 190 toneladas de metal, que se inauguró mundialmente en Barcelona el 30 de junio de 2009, cuenta con un extravagante sistema de luces y una pantalla giratoria de 360 grados para que los seguidores no pierdan detalle del concierto.

Para trasladar el escenario y los numerosos equipos hasta el estadio de Luzhnikí, que acogió un controvertido concierto de Madonna en 2006 y los Juegos Olímpicos de 1980, doscientos tráileres han asaltado la ciudad los últimos días.

Bajo el nombre "360 grados", esta ambiciosa gira prevé que U2 promocione su álbum "No Line on The Horizon" (2009) hasta 2011 con 110 conciertos en todo el mundo.

Los integrantes de U2, que han vendido más de 190 millones de discos en todo el mundo y cuentan con 22 premios Grammy a sus espaldas, llegaron a Moscú el pasado domingo acompañados de sus mujeres e hijos.

"Nunca habían estado en Rusia y llegaron con antelación al concierto para ver Moscú, visitar algunos museos, ir al teatro, hacer algunas compras y pasear junto al río Moscova", dijo a la agencia RIA-Nóvosti uno de los organizadores de la gira, Vladímir Zubitski.

Una de las incógnitas de la velada es la posible asistencia al concierto del presidente ruso, al que Bono invitó durante su visita a la residencia presidencial en la ciudad balneario de Sochi. EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.