Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/5/2012 12:00:00 AM

Un delicioso jardín griego en Bogotá

Para satisfacer paladares exquisitos y a precios muy asequibles llegó Teo, un restaurante especializado en comida Helena.

Con absoluta precisión, la comida griega podría definirse como verdaderamente tradicional: se remonta a antes de Cristo. Precedida de tan monumentales antecedentes, es casi natural que cada uno de sus platos sea una delicia. Una manera de comprobarlo es en Teo Estiatorio, que acaba de abrir sus puertas en el norte de Bogotá. Se trata de un espacio en el que su propietario, el chef Theo Lykos, nacido en Atenas, quiere de entrada dejar en claro que nadie puede quitarle el protagonismo a la comida.
 
Espacios sencillos, música suave, nada de estridencias y él en persona yendo a cada mesa para atender a los comensales. ¿Que si los mezedes están bien? ¿Que cómo encuentra el calamar relleno con queso feta y las hierbas? ¿Que si siente el aroma embriagador de las chuletas de cordero o de los trozos de carne en tomate al horno con capas de papa frita en capas de queso tipo manchego?

Para el chef, la atención es vital precisamente por respeto a la tradición. “Los recuerdos más bellos de mi infancia están asociados a aquellos momentos en que nos sentábamos alrededor de la mesa a disfrutar lo que cocinaban mis abuelas”, dice al evocar el país donde nació.

Cuenta que en medio de semejante crisis económica, Grecia mantiene intacto el valor de su gastronomía.
 
“Desde tiempos remotos, los nómadas llegaban y se detenían a probar nuestros alimentos”. En efecto, mientras otros pueblos se enriquecían con el comercio, ellos afinaban sus recetas sin moverse de casa.

Siglos después, miles de griegos empezaron a emigrar. Es por eso que hoy, en cualquier parte del mundo, la oferta de restaurantes griegos es altísima.
 
Sin embargo, en Colombia se cuentan con los dedos de una mano. “Puedo decir que mi restaurante es el único que hay en Bogotá”. Él dice que los visitantes salen satisfechos, en especial, después de probar los postres que hace la colombiana Ana María Rivas, su esposa y quien lo trajo con amor al país.

Al igual que en el resto de la cuenca mediterránea, la cocina griega tiene en el aceite de oliva su ingrediente más característico.
 
“La naturaleza nos ha beneficiado”, dice él. No solo por este producto sino por la riqueza de especies marinas con las que hacen cada uno de sus platos. “Aunque podría creerse que tengo problema para conseguir los productos aquí, no es así. En Bogotá, con contadas excepciones, se encuentra de todo y de muy buena calidad”, dice. Y lo que faltaba, ahora hay un restaurante griego en la Avenida 19 No. 114-06. Teléfono: 3788300.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.