Martes, 16 de septiembre de 2014

| 1991/11/11 00:00

UN EJECUTIVO DE BISTURI

El médico colombiano Rubén Luna, director del programa de trasplantes en la Clínica San Pedro Claver, es el Ejecutivo Joven del Mundo en 1991.

UN EJECUTIVO DE BISTURI

EL AÑO PASADO SU NOMBRE ESTUVO EN la lista de los 10 mejores ejecutivos que anualmente escoge la Cámara Junior en Colombia. Este año la misma Cámara Junior, pero esta vez internacional, acaba de nombrarlo como el ejecutivo joven del mundo. Se trata de Rubén Francisco Luna Romero, médico cirujano, especializado en trasplantes y actual jefe de clinicas quirúrgicas de la Clínica San Pedro Claver.

El próximo 5 de noviembre este joven médico de 38 años estará en Helsinki, recibiendo el galardón ante tres mil delegados de la Cámara Junior de todo el mundo.

Lo que le ha merecido a Luna tan importante reconocimiento tiene que ver con una actividad que en Colombia se hace desde 1967 tanto en Bogotá como en Medellín, pero que en sus manos ha tomado una especial dimensión: los trasplantes de riñón y de páncreas.

Con una combinación de altos conocimientos médicos y una buena capacidad ejecutiva, Luna creó e implementó y actualmente dirige el programa de trasplantes de la clinica del Seguro Social, la San Pedro Claver.
Con una lista de espera de 240 personas, la clinica del seguro realiza sin ningún costo para el paciente una operación que cuesta alrededor de 650.000 pesos el tratamiento de dialesis anterior a la cirugía, 600.000 pesos la cirugia misma y un promedio de 650.000 pesos mensuales en drogas durante el proceso de recuperación. Las personas de bajos recursos, afiliadas al Seguro, claro, que adolecen de un problema tan grave como la falla definitiva de los riñones, tienen en el programa que maneja Luna, una esperanza concreta.

La otra iniciativa suya que le merece ahora el reconocimiento internacional, fue la creación de una red de órganos en Bogotá Estab, cuyos buenos resultados le están dando ya proyección a la creación de una red nacional de donantes. Entre 1983 y 1989, o sea en seis años, y antes de que existiera Estab, se consiguieron en total 27 donantes. La red creada por Luna mostró sus bondades al conseguir en sólo nueve meses entre marzo de 1989, cuando empezó a operar la red hasta diciembre del mismo año 32 donantes. Con ello se abre toda una dimensión en el mundo de los trasplantes en Colombia.

Y a la cabeza de todo este programa conjunto está este médico bogotano quien empezó estudiando ingeniería en la Universidad de Los Andes, cuando se dio cuenta de que su vocación tenía más que ver con la reinstalación de órganos humanos.

Casado y padre de dos hijos, Luna espera aprovechar este reconocimiento de la Cámara Junior Internacional, para llamar la atención de entidades nacionales y extranjeras sobre un sueño que tiene: crear una fundación que practique trasplantes a personas de bajos recursos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×