Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 1992/04/27 00:00

UN GALAN DE PELICULA

A LOS 54 AÑOS WARREN BEATTY HA TENIDO TODO LO QUE HOLLYWOOD PUEDE DAR: SEXO, PELICULAS Y OSCARES.

UN GALAN DE PELICULA

EN LA HISTORIA DE HOLLYWOOD SE ENcuentran casos de actores que se convierten en sex symbols durante un par de años hasta que un modelo más nuevo llega a reemplazarlos. También se da el caso de muy buenos actores que marcan una época, pero tienden a desaparecer bajo la horda de nuevos y buenos aspirantes al estrellato. Detrás de cámaras, están los directores que cuelgan siempre del oscilante péndulo de la taquilla que los sube y los baja del podio de la fama; y los productores que transitan entre la abundancia y la quiebra según cómo les vaya con cada película. El caso de Warren Beatty es el de un actor, director, productor y guionista que no sólo ha logrado pasar con creces todos sus intentos cinematográficos, sino que ha sido durante más de tres décadas el símbolo del "amante americano".
Amor y cine parece haber sido el lema de Warren Beatty en sus 54 años de vida y 32 de actor, con un ítem: las principales mujeres de su vida han sido también las protagonistas de sus películas. Debutó como actor en Esplendor en la Hierba con Natalie Wood en 1961. Luego se lanzó como productor en 1967 en la cinta Bonny & Clyde en la que lo acompañó Fay Dunaway. Después continuó como actor en otras dos películas bien criticadas en su época Shampoo y Heaven can Waitcon su compañera del momento, Julie Christie. Hasta que le llegó el mejor momento de su carrera profesional con la película Reds en la que debutó como director, actuó con el amor de entonces, Diane Keaton, y se llevó un Oscar. El siguiente intento como productor y director fue Dick Tracy en la que lo acompañó Madonna y, ahora, con su última producción, puede estar cerrando con broche de oro su sistema de amor- cine que ha controlado su vida: su última película Bugsy en la que es producto y protagonista está no minada para 10 Oscares, su compañera de reparto. Annette Bening, acaba de pasarlo por el altar y darle un hijo.
Aunque la película ha desatado una crítica que la califica más de normal que de extraordinaria, en los mentideros de Hollywood se especula que el Oscar para Beatty tiene que ver más con un reconocimiento de la Academia, a ese travieso y talentoso actor que ha logrado mantener el respeto de las barras durante tanto tiempo.
Hermano de una gran actriz, Shirley McLaine otra personalidad que logró sobresalir en Hollywood sin caer en ninguno de sus conocidos abismos y crecido en un hogar formado por un director de colegio y una artista, Warren Beatty ha llevado una vida en la que no se ha negado ningún placer, al mismo tiempo que ha dejado huella en el difícil mundo de las estrellas.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.