Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/8/1999 12:00:00 AM

UN GRITO DE AMOR

En su más reciente álbum, Carlos Vives le dedica una canción al agonizante Unión Magdalena, su <BR>equipo del alma.

Carlos Vives muere por el fútbol. Además de ser un muy hábil delantero es hincha furibundo del
Unión Magdalena, el equipo de Santa Marta, su ciudad natal. En su más reciente disco, El amor de mi tierra,
le dedicó la canción Pitán-pitán, que es la onomatopeya del golpe de los tambores que desde las graderías del
estadio Eduardo Santos animan al equipo. "La gente, cuando pide los tambores, grita 'pitán pitán'. Ese golpe
es la base rítmica de la canción", recuerda Vives. "Pitán, pitán, pitán, tocan los tambores. Pitán, pitán, pitán, que
ya comienza el juego. Pitán, pitán, pitán, replican esos cueros. Pitán, pitán, pitán, qué alegre está mi
pueblo".Pero, en estos momentos, Pitán-pitán no es solo un tema alegre y bailable. También es un canto
desesperado, una evocación a un glorioso pasado que está a punto de morir: al cierre de esta edición, tras
la derrota ante el Tuluá, el Unión Magdalena parecía irremediablemente condenado al descenso."Canta en el
estadio, si tu equipo va ganando. Y si va perdiendo, mejor síguele cantando"."El equipo necesita encontrar una
fórmula para que tenga dinero, debería ser de todos nosotros. Es más. Yo creo que en Santa Marta el fútbol
debe ser más que un equipo. Con tanta historia deberíamos tener escuelas, defender la cultura del fútbol en
nuestros barrios".Sopla, CiclónCarlos Vives ha sido hincha del Unión desde siempre. Su padre fue dirigente
del equipo. "Mi viejo nunca falla los domingos, con su cojincito azul y rojo que mandó hacer con tela azul y
roja que él mismo compraba, pues en esa época no había merchandising del Unión".De niño se hizo amigo
de varios jugadores, como el arquero Jaime de Luque, Pero el ídolo era Alfredo Arango, "el capitán del Unión
cuando yo era mascota, un hombre de un gran temperamento". De hecho, la primera estrofa de la canción
es un homenaje al gran caudillo del equipo que salió campeón en 1968."Muy cerca de los muelles donde vive
Soledad, un hombre muy temprano se levanta a trabajar. Se toma el café claro para que pueda alcanzar, le
da un beso a la vieja, se persigna en el altar"."Mi papá me contaba que Carlos Arango, el padre de Alfredo, el
que jugó en el famoso 4-4 contra los soviéticos en el Mundial de Chile, era originario de El Ancón, una bahía
de pescadores junto a Punta Betín, muy cerca del terminal marítimo. Yo crecí, Alfredo Arango se retiró y
mucho después me lo encontré en su canoa por los lados de El Rodadero. Me pareció una imagen muy linda.
El personaje del fútbol, mi ídolo de la infancia, pescaba solo, como volviendo a sus orígenes"."Y se va y
se va, él se va a cantar. Y de azul y rojo su sueño vuelve a pintar. Y se va y se va, él se va a gritar. Juega
Pescaíto, el hijo de Soledad". Los recuerdos de Vives van y vienen en desorden. En la final de 1968 el Unión
venció al Deportivo Cali en el Pascual Guerrero y le bastaba el empate en Santa Marta para ser el campeón.
"De ese partido recuerdo que lo vimos sentados en unas sillas cerca de la gramilla"."Despeja De Luque, la
para y la domina, Justo Palacio la toca para Alfredo Arango, el capitán con el esférico en el centro de la
cancha, la toca por la derecha para Quarentinha, lo enciman, saca uno, saca dos, se escapa, busca el
centro, entra Pipico de cabeza... Gooool""Mi papá le tenía mucho cariño a Pipico que, me dicen, dizque es tío
de Ronaldo. Siempre jugó con el Unión, luego tuvo una compañía de taxis y ahora trabaja con Coldeportes en
Barranquilla. También me acuerdo que Warner Braga se le acercaba a mi papá y le decía: 'Doctor Vives,
cuando usted diga hago el gol'. Mi papá le hacía la seña, él eludía a todo el equipo rival y lo hacía. Le
decían 'La Marimonda' porque era muy negro".También tiene recuerdos del equipo de 1979 que salió tercero
con Luis Francisco 'El Chicho' Pérez, Alberto 'Chocó' González, Carvalho, Oswaldo Redondo, el que no pudo ir
a la Copa Libertadores porque el Junior se dejó ganar de Santa Fe en Barranquilla, de acuerdo con la
tradición samaria. Y, por supuesto, del 'Pibe' Valderrama. ("...yo soy Caribe y en Santa Marta juego fútbol
con 'el Pibe'...".) Carlos Vives evoca a las barras del Eduardo Santos. "Johnny Be, un artista popular de
Pescaíto que toca tambora y botellas, forma parte de la Barra Guajira". En otra canción del disco, que se
llama El Canté, menciona a Colón y Carrucha, integrantes de la tambora La Tromba Samaria. "Siempre que
íbamos a Santa Marta, a los pelados de La Provincia les llamaba la atención juntarse con los músicos que
iban al estadio"."Suena la sirena, sopla Ciclón Bananero. Mi Unión Magdalena, tú sabes cuánto te quiero. La
barra guajira allá en sombra general con los Cienagueros tocando el pitán-pitán". "Balín fue el que le metió una
sirena a la tambora. Yo se la compré para usarla en los conciertos. Cada vez que yo iba a Santa Marta Balín
me la cobraba. Creo que se la he pagado como tres veces"."Pitán, pitán, pitán, anoche tuve un sueño. Pitán,
pitán, pitán, que estábamos pequeños. Pitán, pitán, pitán, y estaban los abuelos. Pitán, pitán, pitán, qué alegre
era mi pueblo".
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.