Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/9/1991 12:00:00 AM

UN HOMBRE DE PRIMERA PAGINA

A los 67 años muere Robert Maxwell, el hombre que de la nada, construyó un imperio de comunicaciones.

POCO ANTES DEL amanecer, Ian Robert Maxwell fue visto caminando pensativo y sólo por el puente de su yate. Estaba por terminar un viaje de descanso de tres días cerca de las islas Canarias. No había llevado familiares ni conocidos. Era el único pasajero en la nave tripulada por 14 marineros. Hacía las cinco de la mañana, pidió telefónicamente al capitán de la nave que desconectara el aire acondicionado de su camarote, con lo cual la tripulación asumió que su jefe se había retirado a dormir. A las 11 de la mañana del día siguiente, una llamada de negocios urgente desde Nueva York, puso a la tripulación en alerta cuando el teléfono sonaba insistentemente en su cabina y nadie contestaba. El capitán se decidió a irrumpir en el camarote para encontrarlo vacío. Seis horas después, fuerzas de rescate áerea españolas, divisaron flotando sobre mar abierto el cuerpo desnudo de Maxwell quien hacía varias horas había conocido, ya no la soledad del poder, sino la soledad de la muerte.
La noticia le dio la vuelta al mundo en cosa de segundos y las primeras páginas de todos los periódicos -colegas y rivales suyos- empezaron a tratar de describir a este checo de nacimiento quien en la época de la posguerra, fue capaz de adivinar la potencialidad de los medios de comunicación en términos de poder y dinero.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.