Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/26/2011 12:00:00 AM

Un príncipe nada ecológico

Felipe de Edimburgo, esposo de la reina Isabel II, ha vuelto a hacer gala de su imprudencia.

Felipe de Edimburgo, esposo de la reina Isabel II, ha vuelto a hacer gala de su imprudencia. La semana pasada protagonizó los titulares de los medios británicos porque no tuvo reparos en criticar las turbinas de viento, una de las fuentes de energía más ecológicas que existen en el mundo. “Son inútiles, una absoluta desgracia”, le dijo al director de una compañía dedicada a construir parques eólicos, que lo estaba tratando de convencer de instalar turbinas en sus propiedades. Cuando trató de venderle sus beneficios para disminuir los gases de efecto invernadero, el duque simplemente le respondió: “Usted no cree en los cuentos de hadas, ¿verdad?”. A pesar de que ese tipo de comentarios son recurrentes en él, el episodio ha provocado polémica en el Reino Unido, donde más de dos millones de hogares se benefician de esta tecnología verde.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.