Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/25/2012 12:00:00 AM

Una colombiana en el libro de los Guinness Records

Catalina Mejía, de 15 años, acaba de convertirse en la instructora de Zumba, el popular programa de acondicionamiento físico más joven del mundo.

Aunque la colombiana Catalina Mejía, de 15 años, se radicó con su familia en Estados Unidos cuando apenas tenía 5, jamás olvidó el gusto por el baile que caracteriza a la mayoría de latinos. Prueba de ello es que hoy aparece en el libro Guinness World Records como la profesora de aeróbicos más joven del mundo.

Desde que su mamá la llevó a una clase de Zumba, una popular rutina que incluye ritmos como la salsa, el merengue y el hip-hop, empezó a practicar día y noche para certificarse como instructora con apenas 11 años. “La primera vez estaba un poco perdida, pero aún así me gustó mucho porque me hizo recordar a Colombia”, cuenta Catalina, quien hoy da clases a niños y adultos en Studio X, en Gaithersburg.

Pero no siempre fue así. Como la edad mínima para trabajar en el estado de Maryland es 14, al principio ningún gimnasio la podía contratar. Entonces, la joven se dedicó a mejorar sus movimientos frente al espejo del sótano de su casa. También daba clases personalizadas y en otras ocasiones animaba fiestas y reuniones familiares. Incluso creó un club de Zumba en su colegio y organizó maratones de baile para recaudar fondos destinados a las víctimas del terremoto de Japón.

Catalina está tan comprometida con su hobbie que desde ya está preparando su primer viaje a la tradicional Convención de Zumba, que se celebra todos los años en Orlando. Su sueño es conocer a Alberto Pérez, el caleño que creó los pasos que ya han contagiado a más de 12 millones de personas en 125 países.

El fenómeno Zumba

Alberto, mejor conocido como ‘Beto’, cumplió el sueño americano en 2001 cuando lanzó al mercado estas clases de aeróbicos, que hoy se dictan en centros deportivos, colegios y hasta universidades como Harvard.

Curiosamente, la idea nació de un descuido. El colombiano –uno de los primeros coreógrafos de Shakira– enseñaba aeróbicos tradicionales en un gimnasio de Miami y un día se le olvidó llevar la música electrónica que siempre usaba en sus sesiones. Para no quedar mal con sus alumnos, improvisó con unos casetes de salsa y merengue que tenía en la maleta. El experimento tuvo muy buena acogida y al poco tiempo consiguió dos socios, Alberto Perlman y Alberto Aghion, con los que logró volver el proyecto realidad.

Al principio vendían videos con las guías de entrenamiento y luego se dieron cuenta de que el negocio también estaba en las licencias para dar clases. En la actualidad, además de DVD’s, Zumba Fitness comercializa juegos para Wii, Kinect y PlayStation, ropa y ‘sticks’ para tonificar los músculos.

El éxito, según Catalina, es que Zumba parece más una fiesta que una rutina de ejercicios obligada para bajar de peso. Es tal su popularidad que celebridades como la primera dama Michelle Obama y la actriz Emma Watson han confesado que lo practican. El fenómeno ya no solo se limita a Estados Unidos, sino también se ha extendido a países como el Reino Unido, España, Islandia, Papúa Nueva Guinea, Nepal y Japón.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.