Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/11/2006 12:00:00 AM

Una luz de esperanza

La vida de Neidys Coronado ha estado marcada por la adversidad. Durante 15 años no encontró otra opción para salir adelante que la prostitución.

En el camino se tropezó con la drogadicción y hace seis años le diagnosticaron el virus del sida. Pero cuando pensó que había llegado su fin, encontró un nuevo comienzo: ayudar a personas que pasaban por una situación similar. Así nació en Santa Marta la fundación Luz de Esperanza, una iniciativa por la que acaba de recibir el Premio Cafam a la Mujer. La idea surgió cuando a su casa llegó una de sus antiguas compañeras, también enferma, a quien acogió porque no la atendían en ningún hospital. Hernando Estrada, médico de Neidys, ayudó a su amiga con el tratamiento. Desgraciadamente ella murió pero, desde entonces, su vivienda se convirtió en un hogar de paso en el que por cuatro años han sido atendidas más de 150 personas. Gracias al apoyo de la IPS Eres Salud, propiedad de Estrada, director científico de la fundación, no sólo se les brinda ayuda médica, sino también sicológica y legal a los enfermos, además de hacer capacitaciones en universidades y colegios. A sus 43 años, después de recibir la estatuilla y un incentivo de 15 millones de pesos, considera que su mayor satisfacción "es ver a personas que llegan destrozadas regresar a sus casas gorditas, sanas y con esperanza".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.