Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/28/1994 12:00:00 AM

UNA MUJER DE MODA

Alicia Mejía, una paisa emprendedora, se ha convertido en el motor de la industria textilera y de la confección en Colombia.

TIENE DE PAISA LO EMPRENDORA Y arriesgada, y de ciudadana del mundo el saber moverse como pez en el agua en cuanto escenario se pone al frente de su carrera profesional. Para Alicia Mejía Escobar, el reto desde hace 21 años es promover y dinamizar el sector de la moda y todas sus actividades relacionadas. Y ha tenido éxito: hoy, desde su puesto de directora de Colombiatex y Colombiamoda, ve realizado el sueño de mostrarle y venderle no sólo al país, sino al exterior la calidad internacional del diseño y la confección nacionales.
Aunque ignora qué hacer con una aguja y un botón si los tiene en sus manos, sabe de sobra como darle vigor, altura y vitrina a un sector que en nuestro país tiene mucho para mostrar. "Moda es negocio", no se cansa de repetir, aunque algunos digan que "la moda pasa; la elegancia persiste". De ahí que se mantenga en una búsqueda constante de convertir un proceso productivo, que va desde la recolección de motas de algodón en los campos hasta la venta de una prenda terminada, en una fuente de lucro y de desarrollo de una economía en plena apertura.
Todo eso lo hace desde la dirección de mercadeo del Instituto para la Exportación y la Moda (Inexmoda), donde, con Roque Ospina y Clara Echeverri, conforman el triunvirato que mueve los hilos de una actividad con la mira en el exterior. Alicia Mejía se ha echado al hombro, además, la dirección de las dos ferias institucionales y del Informe de Tendencias, su niño mimado, un verdadero vademécum para confeccionistas que habla el lenguaje de las telas y los colores según el rumbo veleidoso de la moda en el mundo.
Precisamente la semana pasada se realizó en Medellín la sexta versión de Colombiatex, una muestra de textiles e insumos para la confección y el hogar que superó con creces no sólo las expectativas de los organizadores sino el éxito logrado año tras año desde 1989. En un área de 23.000 metros cuadrados, 300 expositores exhibieron a más de 12.000 visitantes, todos relacionados con el mundo de la moda, los avances de una industria que va en progreso. Esta muestra, que más que vitrina es salón de negocios, fue escenario de transacciones mayoristas con empresarios de Colombia, Latinoamérica, Estados Unidos y Europa.
En Antioquia es donde se ha concentrado este mundo de la industria de la moda y los textiles, y su éxito constituye una muestra del empuje empresarial de los paisas.
Si eso fue Colombiatex, mucho puede esperarse también de la quinta edición de Colombiamoda, prevista para septiembre y dedicada a diseños, confecciones y línea del hogar. Sobre todo porque la dirección de Alicia Mejía, a quienes muchos tildan de perfeccionista, implica una organización vistosa, un compromiso. Al fin de cuentas, "compromiso" es para ella una palabra clave, vital. Una palabra que no pasa de moda.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1825

PORTADA

Venezuela: la calle contra el dictador

Un trino de Santos indigna a Maduro y él amenaza con revelar los secretos del proceso de paz. Invocar el anti-colombianismo no cambia el hecho de que la crisis venezolana está llegando a un punto de inflexión.