Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/5/2012 12:00:00 AM

Una pareja de exposición

Conozca la historia de amor de dos artistas colombianos reconocidos en el campo de la plástica, ella en el origami y él en distintas aleaciones de metales.

Luis Fernando Bohórquez y Diana Gamboa se conocieron hace 14 años en el bar In Vitro en Bogotá, desde entonces están juntos y conforman una familia con tres hijos. Esto solo sería una bella historia de amor como muchas, o más bien como pocas, si no tuviéramos en cuenta que ambos son grandes artistas en el campo de la plástica, ella en el origami y él en distintas aleaciones de metales.

Quienes se movieron por los talleres de Artes de la Universidad Nacional durante la década de los noventa podrán recordar a Luis Fernando con sus esculturas de alambre. Durante este periodo, la producción de sus esculturas dependía de los papeles conseguidos en televisión (Luis Fernando es un reconocido actor) que le permitían financiar la compra de materiales.

Por su parte, Diana aprendió de su padre el arte del origami y como sucede a menudo, superó al maestro, llegando a representar a nuestro país abriendo la Semana Internacional de la Moda en el Carrusel del Louvre en París, con una colección de trajes hechos en papel. Viaje realizado con el apoyo de la Alianza Francesa en Bogotá.

Algunos han sabido de ella por la promoción que recientemente hizo de su obra una conocida marca de cerveza que se ha dedicado a publicitar talentos colombianos. Los que cuentan con el privilegio de conocer su trabajo son concientes de la magia de su talento y de lo que consigue la dedicación y el amor por lo que se hace.

Recientemente ha sido inaugurada y estará abierta al público durante todo el mes de octubre, la exposición de Luis Fernando llamada Existencia, sugestivo nombre que alude a historias de vida, y que está inspirada justamente en el origami con el que ha convivido los últimos 14 años.

Es un homenaje lleno de admiración y amor hacia el trabajo de su esposa, sin perder su individualidad y sin alejarse del material con el que siempre se ha sentido cómodo; el metal.

Se podrá ver en el edificio Portobello, en el costado norte del Parque de la 93. No deje de visitarla y de estar atento a la próxima vez que se anuncie una exposición de Diana Gamboa.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.