Viernes, 20 de enero de 2017

| 1998/04/13 00:00

A VECES LLEGAN CUADROS...

A VECES LLEGAN CUADROS...

Con una exposición de la obra de Alberto Sojo, Aseneth Velásquez le estaba diciendo adiós a la galería Garcés Velásquez. Ella y su socio, Alfonso Garcés, habían tomado la decisión de cerrarla a raíz del robo de dos valiosas obras que tenían en consignación y no estaban aseguradas: un cuadro de Andrés de Santa María y otro de Alejandro Obregón. La semana pasada, sin embargo, Aseneth recibió una gran noticia. El cuadro de Santa María le fue devuelto en un paquete enviado desde Cartagena, acompañado de un mensaje anónimo. El remitente afirmaba que, aunque compró la obra en forma legal, no podía permitir que una carrera de más de 30 años terminara de esa manera. La galerista está tan emocionada que afirma que echará para atrás la decisión de cerrar la galería si le devuelven el otro cuadro.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.