Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2003/09/22 00:00

Vestida y alborotada

La prensa del corazon no habla de otra cosa que de la ruptura de Jennifer López y Ben Affleck luego de que se pospusiera el matrimonio previsto para el domingo 14 de septiembre.

Ya todo estaba listo pues habían apartado cerca de 400 habitaciones del lujoso Hotel Biltmore en Santa Bárbara, California. El comunicado oficial de la pareja anunció que "la boda fue aplazada indefinidamente por el acoso de los medios de comunicación". Sin embargo se ha filtrado información según la cual la decisión de terminar la tomó Ben, presionado por su madre. Al parecer ella considera que Jennifer no está a la altura de su hijo, graduado de Harvard, y que necesita una mujer más tradicional. También se reveló que la cantante y actriz está destrozada por la determinación de su prometido. Tanto es así que algunos medios han asegurado que por consejo de su síquico particular quemó su vestido de novia de 35.000 dólares.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.