Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/14/2007 12:00:00 AM

Y volver, volver... volver

Este año será recordado como el de los regresos. Importantes grupos y solistas retornan con fuerza a los escenarios y los estudios de grabación.

Sting declaró hace 20 años que "si alguna vez hablo de resucitar The Police, autorizo a que me internen en un siquiátrico". Si se hubiesen seguido sus instrucciones, ya estaría amarrado con una camisa de fuerza y recluido junto a otros enfermos mentales desde febrero, cuando se presentó junto a sus compañeros de grupo Steward Copeland y Andy Summers en la entrega de los premios Grammy. Al parecer, el famoso dicho "de esta agua no beberé" está más vigente que nunca para un gran número de solistas y grupos que han escogido el año 2007 para hacer su regreso con discos y giras. Todos ellos esperan no sólo que sus fanáticos de siempre vayan a verlos, sino que las nuevas generaciones se enamoren de su música.

"Acaso no parece siempre que no sabes lo que tienes hasta cuando lo pierdes", cantaba Joni Mitchell en el coro de una de sus canciones más famosas, Big Yellow Taxi. Al parecer, Joni se demoró cinco años en darse cuenta de lo que perdió después de jurar y volver a jurar en 2002 que jamás regresaría al mundo de la música. Es más, después de llevar cuatro años sin grabar canciones nuevas, dijo que la industria era un pozo séptico y que se avergonzaba de hacer parte de ella. Pero el genio creativo de esta mujer, considerada una de las más importantes compositoras en la historia del rock, no pudo parar. Y la muestra es que en unos cuantos meses lanzará un nuevo disco llamado Shine.
Siguiendo su espíritu revolucionario, el mismo que la hizo levantar su voz en contra de la guerra de Vietnam, no logró mantenerse en silencio al ver lo que ocurre con la guerra de Irak y el medio ambiente, y sintió que debía usar de nuevo sus canciones para generar conciencia política. Y no ha sido la única en hacerlo. Patti Smith, la 'Madre del Punk', también decidió romper su silencio y lanzará Twelve, una recopilación de covers de diferentes artistas como Bob Dylan, The Doors y The Beatles, entre otros. Ella está convencida de que los mensajes que llevaban las canciones hace algunas décadas siguen siendo los mismos que necesita la humanidad hoy.

En marzo, Smith fue incluida en el Rock and Roll Hall of Fame. La persona encargada de entregarle esa distinción fue Zack de la Rocha, el vocalista del grupo Rage Against the Machine. Esta banda, que durante la década de los 90 se distinguió por sus letras contestatarias y de izquierda, también está siguiendo la moda de las reuniones y se presentará en el Coachella Valley Festival a finales de abril. El guitarrista Tom Morello aseguró que el regreso se debía a que "en los siete años que estuvimos fuera de circulación, este país se fue al demonio, así que creo que nuestro regreso es más que necesario".

Pero el romanticismo de la lucha política y la rebeldía no son las únicas motivaciones detrás de los tan publicitados reencauches. El dinero, claro está, es sin duda un estímulo muy importante para que estas figuras, que en varias oportunidades rompieron relaciones con sus compañeros de grupo de manera poco amistosa, vuelvan a juntarse. Sobre todo si se tiene en cuenta cómo ha cambiado la industria con la cultura de descarga de canciones por Internet. "Más que nunca estos músicos se ven afectados por la disminución de ventas de sus discos y sencillos viejos. Para reactivar su mercado, hacer giras o sacar cosas nuevas, se vuelve esencial. Ya no se puede vivir sólo de las regalías", explicó a SEMANA David Rezak, profesor de industria de la música en la Universidad de Syracuse, en Estados Unidos.

Hay grupos que apenas vivieron su época de fama y gloria hace una década o menos, y aun así han decidido regresar al circuito muy poco después de separarse. Los españoles de Los Héroes del Silencio están entre ellos. Enrique Bunbury y su banda se habían disuelto, en gran medida, porque el vocalista deseaba tener una carrera en solitario. Ahora van a iniciar una gran gira por su país y Latinoamérica. Otro grupo que no dio mucho tiempo a sus seguidores para que lo extrañaran y lo convirtieran en leyenda son The Smashing Pumkins, que vuelven con un nuevo disco. La banda de Billy Corgan nunca se preocupó por esconder los malos entendidos que existían entre ellos, al punto que el grupo cambió sus miembros en varias oportunidades. Después de anunciar su regreso, el guitarrista James Iha y la bajista D'Arcy Wretzky declararon que no pensaban hacer parte de un reencuentro, porque no querían trabajar de nuevo con Corgan. Aun así, la gira sigue en pie.

Otro que también ha sido famoso por rotar su formación en varias oportunidades es Genesis, que regresará a los escenarios sin Peter Gabriel, pero con Phil Collins, Mike Rutherford y Tony Banks. Ellos, al igual que The Police, ya confirmaron su participación en el megaconcierto a favor del medio ambiente Live Earth, que se realizará a mitad de año.

"El fenómeno no es nuevo y puede que haya un factor económico involucrado, pero Phil Collins o Sting no pueden estar quebrados, ellos han tenido carreras muy exitosas", declaró a SEMANA Manolo Bellon, crítico musical y disc-jockey. Tal vez la verdadera razón para que estos músicos decidan volver es que sienten que aún tienen algo que aportar. Al fin y al cabo, en otras ramas del arte los creadores logran su mayor esplendor con la edad, como los buenos vinos. O tal vez sólo se guíen por el dicho de "recordar es vivir".
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.