Sábado, 21 de enero de 2017

| 1993/10/25 00:00

Xuxa en USA

Por cuenta del público infantil, la animadora brasileña ha amasado una fortuna estimada en 100 millones de dólares. Ahora se lanza a conquistar el mercado estadounidense.

Xuxa en USA

CON SU IMAGEN de ángel, vestida como un soldadito de plomo, cantando "llari larie" y brincando y corriendo sin cesar, esta brasileña de 30 años ha logrado convertirse en el ídolo de la teleaudiencia infantil en Suramérica y España. Se calcula que 25 millones de niños ven el "Show de Xuxa" en 16 países. Ahora, Xuxa se lanza a la conquista, en inglés, de la competida franja infantil de Estados Unidos.
Pero no lo hará como una desconocida. El fenómemo Xuxa ya ha sido registrado en los ratings de los canales dirigidos a la comunidad de habla hispana en ese país. En 1990, recibió el premio Emmy. Ha sido la primera suramericana en aparecer en la revista Forbes entre los 40 mejor pagados del mundo del espectáculo. En la famosa lista, publicada en la última edición, Xuxa ocupa el puesto 28, con 27 millones de dólares de ingresos entre 1992 y 1993. Las únicas mujeres que están por encima de ella son la presentadora Oprah Winfrey (quien encabeza el listado, con 98 millones de dólares) y Madonna (que ocupa el puesto número 15, con 37 millones de dólares). Además, la revista Time le dedica un artículo en la última edición.
Hoy la fortuna de Xuxa se estima en 100 millones de dólares. Pero sus ganancias no se limitan a los ingresos por el show de televisión o los conciertos en vivo. Esta presentadora y cantante ha vendido 25 millones de discos en -español y portugués-, protagonizado cuatro películas para niños y es la heroína de su propio comics. Pero, además, el nombre de Xuxa es comercializado en más de 100 artículos -desde Xuxa muñecas y Xuxarrelojes hasta xuxarradiograbadoras o xuxajuegos de video-. Y es dueña de un imperio que maneja una agencia de viajes que lleva niños en excursiones, una cadena de ropa y zapatos con su nombre, varias escuela de modelaje, gimnasios v revistas.
Este camino hacia la fama y la fortuna se inició en 1983. El éxito le llegó repentinamente, cuando aceptó la propuesta de la cadena Globo para presentar un programa infantil en la televisión brasileña. Hasta ese entonces, María da Graça Meneghel, la hija de un oficial del ejército y una profesora, de ascendencia alemana e italiana, era una modelo y actriz que había alcanzado la fama en su país más por cuenta del romance que sostenía con el rey Pelé -ella tenía 17 años y él 41- que por sus méritos profesionales. Pero su fórmula de ser una presentadora de la misma edad de su público fue la clave para su meteórica carrera como animadora de programas infantiles. Hoy, además del show semanal de tres horas que tiene en la televisión brasileña, graba en Argentina el programa en español que se transmite en los países hispanoamericanos -y que es transmitido en Estados Unidos por Univisión- y, hasta hace un tiempo grababa su show en Barcelona, para la televisión española.
Este último proyecto lo suspendió hace un año, cuando decidió ingresar de verdad al mercado estadounidense. Entonces se radicó en Los Angeles con el fin de perfeccionar su inglés. En marzo de este año inició las grabaciones que pronto empezarán a ser transmitidas en 100 estaciones independientes de ese país. Por ese concepto, ha recibido ya tres millones de dólares y garantizado una tercera parte de las utilidades. Aun sin haberse lanzado el "Show de Xuxa" en la versión inglesa, Xuxa ya ha invadido el mercado estadounidense con sus artículos, electrodomésticos y juguetes, los cuales se calcula, este año, reportarán ventas por 50 millones de dólares. Pero además la empresa Rose Art, de Nueva York, le ha propuesto lanzar la muñeca Xuxa y sus implementos para competir con la famosa Barbie. Varias casas disqueras se disputan el contrato para producir su primer disco en inglés.
Sin embargo, no todo ha sido un lecho de rosas. Como ídolo del público infantil, sabe que un escándalo puede dar al traste eon su exitosa carrera. Haee cinco años estuvo romance con a punto de pasar al retiro forzoso cuando salió a la luz pública que en sus épocas de actriz desconocida había posado para fotografías de desnudos y filmado una película, calificada de porno, en la cual protagoniza a una joven prostituta que intenta seducir a un niño de 12 años. Posteriormente se vio envuelta en un sangriento episodio cuando un par de fanáticos, que intentaban secuestrarla o asesinarla, fueron descubiertos por la policía en un automóvil cargado de explosivos frente al teatro donde grababa su programa.
También se le ha acusado de tener pactos con el diablo, se le ha señalado de extravagante, se le ha criticado por lucir provocadoras vestimentas frente al público infantil y se le han achacado romances con John Kennedy Jr., el presidente Menem y el piloto de fórmula 1 Ayrton Senna.
Ahora, con su ingreso a la franja infantil de la televisión de Estados Unidos, para nadie es un secreto que esta atractiva mujer, de 30 años, convertida ante las cámaras en una "eterna adolescente", deberá manejar su vida privada con pies de plomo para no llegar a ofender a la puritana sociedad esta dounidense.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.