Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/13/2012 12:00:00 AM

Zanib Khan, una amante entre rejas

Una carcelera inglesa, de 27 años de edad, acaba de ser condenada a 12 meses de prisión por violar el código de ética al intimar, al menos, con cuatro condenados.

Zanib Khan es la carcelera inglesa que fue juzgada esta semana por infringir gravemente el código de ética de su oficio al mantener relaciones íntimas con, al menos, cuatro presos.
 
Según la nota que publica Elmundo.es, la vida de Khan está vinculada con la prisión en varios sentidos. Primero, su novio, Wahid Khalique, cumple una condena por robo en una cárcel de Londres. El padre de la carcelera también fue detenido por problemas con inmigración, apenas 12 días antes de que ella entrara a trabajar en la cárcel HMP de Brixton, en Reino Unido.
 
Las únicas pruebas válidas en contra de la mujer son las cartas subidas de tono que le enviaban los condenados y el registro de algunas llamadas realizadas desde teléfonos ingresados ilegalmente al recinto carcelario.
 
En el domicilio que Khan compartía con sus padres en Londres fueron encontradas varias de las misivas, las cuales están firmadas por dos conocidos traficantes de droga que cumplieron sus condenas en Brixto. Se trata de Daryl Smith y Timothy Iyegbe, con quienes, se supone, Khan mantuvo una estrecha relación epistolar y telefónica. No obstante, la policía cree que la carcelera sostuvo este mismo tipo de intimidades con, al menos, siete prisioneros.
 
El fiscal del caso, Robin Du Preez, no descarta que exista también un posible manoseo sexual entre barrotes, aunque la excarcelera lo ha negado a través de su abogado Anand Beharylal: "El contenido sexual de las cartas es pura fantasía. Mi defendida no ha mantenido relaciones con los presos", dijo.
 
Algunas de las notas presentadas como pruebas contenían mensajes como este: "Nena, pienso en nuestro primer beso y en cómo no quería que acabara", le llegó a escribir Timothy Iyegbe. "Te podría haber estado besando todo el día... Básicamente, quiero ponerme más cachondo contigo. Quiero ver tus pequeños pies en el aire mientras hacemos el amor".

Otra de las cartas dice: "No puedo pensar en otra cosa que en el día en que salga de estas puertas y me encuentre con mi bella chica", le escribe Daryl Smith. "Te amo tanto, todo lo que hago es pensar en ti. Acabo de pensar en cómo sería abrazarte mientras beso tu cuello y tu bello cuerpo".
 
La llamada 'carcelera erótica', bautizada así por los medios de comunicación británicos, fue detenida en enero del 2011 en la casa familiar de East London y ha estado en libertad condicional desde entonces. 
 
Esta semana acudió al juicio con un ceñido traje gris y botas de piel. No se esforzó en ocultar su rostro ante las cámaras, y aunque no pronunció palabra durante el juicio, al juez David Higgins no le tembló la voz al dictarle la sentencia de 12 meses de cárcel por "grave incumplimiento" de su deber como funcionaria de prisiones.

El caso de la 'carcelera erótica' también se popularizó por un tercer preso, Jason Graham, en cuyo poder fue encontrado un teléfono móvil con el número personal de Khan. La exfuncionaria también es acusada por haber introducido ilegalmente a Graham en la prision de Brixton.

Precedentes

El diputado conservador Philip Davies informó que "más de 120 funcionarios de prisiones han sido disciplinados en los últimos 33 meses por mantener una relación demasiado estrecha con los presos... No todas las relaciones inapropiadas son sexuales, pero es cierto que los presos son muy manipulativos y pueden aprovechar relaciones físicas para obtener algún favor a cambio y poner en riesgo la seguridad de toda la prisión".

Hasta 1980, las funcionarias de prisiones en Inglaterra trabajaron únicamente en instituciones femeninas. Hoy por hoy, unas 500 de las 6.000 funcionarias trabajan en cárceles masculinas, incluidas las de máxima seguridad, y no existe una regulación para evitar el contacto directo (salvo la prohibición de que los registros de seguridad sean realizados por guardas del otro sexo).
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.