Publicado: 15/12/2012

Cine colombiano: buen rollo

Cine colombiano: buen rollo

Como nunca antes, el cine colombiano brilló en 2012. Es el año con más espectadores y más producciones estrenadas en la historia. Además, se aprobó una ley que promueve al país como escenario para rodar y producir películas extranjeras.

El cine en Colombia podría estar viviendo el comienzo de una época dorada. Como ocurrió en México, Corea o Nueva Zelanda a principio de la década, en el país la industria cinematográfica está experimentando una transformación que la podría convertir en una de las potencias emergentes del cine mundial. De hecho, cuando termine 2012 se habrán estrenado 23 películas colombianas. Una cifra récord si se tiene en cuenta que desde hace nueve años —cuando se aprobó la famosa Ley del Cine de 2003— el promedio de estrenos nacionales era de 12 por temporada. Antes de eso la cifra era mucho menor: máximo cuatro cintas.

Este auge excepcional también se tradujo en un cambio de mentalidad de los espectadores. Si bien hace un tiempo el público asistía muy de vez en cuando a ver películas nacionales —si acaso iban a ver las tradicionales comedias decembrinas— ahora es común que la gente las prefiera a las internacionales. Como lo muestra un estudio publicado esta semana por Cine Colombia, de los 231 estrenos de 2012 todavía el 92 por ciento son extranjeros, pero esto parece estar cambiando. Por primera vez hubo al menos una película colombiana en cartelera todas las semanas y ver cine nacional se convirtió en una posibilidad real. En todo caso en 2012 se rompió otro récord de asistencia: se vendieron 41 millones de boletas, de las cuales tres millones fueron para películas del país.

El buen momento no es solo cuantitativo sino cualitativo. “Fue el mejor de los años por que por primera vez en la historia tres películas colombianas, ‘La sirga’, ‘La playa DC’ y ‘Chocó’, cruzaron los dos festivales más importantes: Cannes y Berlín. Allí se lograron contratos y contactos fuertes para las producciones que vienen. Puedo asegurar que vendrán resultados mejores por el camino que se abrió en este 2012”, le dijo a SEMANA Jhony Hendrix Hinestroza, director de Chocó. Hay que destacar que los guionistas buscaron nuevas historias y se alejaron, en general, de los clichés narrativos que han funcionado en el pasado.

Lo confirma Rodrigo Guerrero, de la empresa Dynamo y uno de los productores de El cartel de los sapos quien le dijo a SEMANA: “Tuvimos en cartelera películas de autor colombianas de gran trayectoria por circuitos de crítica especializada y festivales, como ‘Chocó’, ‘La Sirga’, y ‘La Playa’, pero también contamos con producciones de perfil comercial de amplio público como ‘La Cara Oculta’, y ‘El Cartel de los sapos’. La presencia en pantallas de estas películas, entre todas aquellas estrenadas, arroja un balance positivo de la diversidad de cine que se está produciendo en el país”. Efectivamente, varios directores fueron seleccionados para participar con sus trabajos en los festivales de Cannes, Biarritz, San Sebastián, Locarno y en estos momentos hay 19 películas colombianas en el Festival del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana.

Otro punto fundamental de esta temporada fue la aprobación, en julio, de la Ley 1556 de 2012, “Por la cual se fomenta el territorio nacional como escenario para el rodaje de obras cinematográficas”. La nueva ley promovida por el Ministerio de Cultura, Proimágenes Colombia y el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo entregará beneficios a producciones cuya inversión en el país esté por encima de 1.000 millones de pesos. Los productores cinematográficos de telefilms y películas de largometraje que vayan a realizar el rodaje total o parcial de obras cinematográficas en territorio colombiano recibirán una devolución del 40 por ciento del valor de los gastos y una devolución del 20 por ciento del valor de los gastos de alojamiento, alimentación y transporte. “Esta ley generará una mayor competitividad en el ámbito de la producción audiovisual en el entorno internacional. Lo anterior con los beneficios asociados a dicho proceso: se fomentará la capacitación en los servicios vinculados al sector, el desarrollo de infraestructura y la adopción de nuevas tecnologías; se impulsará la exportación de servicios audiovisuales en forma sistemática y se beneficiará toda la cadena de producción audiovisual”, le dijo a SEMANA Silvia Echeverri Botero, directora de la Comisión Fílmica Colombiana.

La ministra de Cultura, Mariana Garcés, fue una de las grandes promotoras de la ley y sabe bien lo importante que es para un país tener una industria cinematográfica sólida. “La Ley Filmación Colombia que promueve al país como un escenario para rodar y producir películas, atraerá a productoras extranjeras para que contraten las empresas colombianas de servicios cinematográficos con un fondo para las contraprestaciones que ascendería a unos 25.000 millones de pesos en 2013”.

El panorama, como coinciden todos los especialistas consultados por SEMANA, no podría ser mejor. Habrá que ver si con la ayuda del estado y la creatividad de los involucrados en la industria, el cine colombiano logra confirmar su buen momento y empieza a convertirse en un referente de las pantallas del mundo.
SEMANA.COM COPYRIGHT©2014 PUBLICACIONES SEMANA S.A.
Todos las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de PUBLICACIONES SEMANA S.A. Se prohíbe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.