Publicado: 26/12/2012

Egipto aprobó nueva constitución rodeada de controversia

Egipto aprobó nueva constitución rodeada de controversia

A pesar de las acusaciones de fraude de la oposición y del descontento popular se aprobó la nueva carta magna, la comunidad internacional se ha mostrado cauta frente a esta reforma.

La controvertida constitución de Egipto, apoyada por los islamistas, fue aprobada el pasado martes con un 63,8% de los votos en un referéndum, la comisión electoral, rechazó las acusaciones de la oposición de un significativo fraude electoral.

La participación de 32,9% entre los casi 52 millones de votantes registrados en Egipto fue más baja que en la mayoría de las demás elecciones desde el levantamiento de hace casi dos años que derrocó al autoritario líder Hosni Mubarak.

Mohammed Badie, líder de la Hermandad Musulmana, se congratuló por la aprobación de la carta magna y dijo que los egipcios siguen dando lecciones al mundo. "Vamos todos a comenzar a construir el renacimiento de nuestro país con el libre albedrío, las buenas intenciones y una fuerte determinación, hombres, mujeres, musulmanes y cristianos", dijo Badie en su cuenta de Twitter. La Hermandad, en el poder, fue el principal grupo que respaldó la Carta.

Esta es la primera constitución desde la caída de Mubarak. La oposición había hecho campaña en contra con protestas callejeras multitudinarias que en ocasiones resultaron mortales, y bajo el argumento de que marcaría el comienzo de la ley islámica en Egipto y restringiría las libertades. Prometió impugnar los resultados del referéndum y luchar por una cuota de poder en los próximos comicios parlamentarios que se prevén para dentro de dos meses.

La controvertida Carta Magna fue rechazada por el Frente de Salvación Nacional, que aglutina a la mayor parte de la oposición no islamista y que solicitó el "no" en la votación, al considerar que su redacción estuvo monopolizada por los Hermanos Musulmanes y los salafistas.

El portavoz de la oposición Khaled Dawoud dijo, "Aún creemos que, debido a la baja participación, esta no es la constitución a la que aspiraba el pueblo egipcio", dijo Dawoud. “Esta no es una Constitución que vaya a durar mucho tiempo”.

Se espera que este miércoles en horas de la tarde El presidente egipcio, Mohamed Mursi, pronuncie un discurso con motivo de la aprobación de la nueva Constitución en un referéndum. El martes en horas de la noche, el presidente firmó el nuevo texto constitucional, que estipula que en dos meses deben empezar los trámites para la celebración de elecciones legislativas.

La aprobación del texto supone una victoria de los islamistas, pero la profunda división generada en la sociedad egipcia complica que se alcance estabilidad y consenso en el país a corto plazo.

Reacción internacional

Las reacciones de la comunidad internacional no se han hecho esperar, el gobierno chino declaró que Egipto ha dado "un importante paso en su proceso de transición política" al aprobar la primera Constitución tras la caída del régimen de Hosni Mubarak.

"Esperamos que ese país mantenga su estabilidad política y social, y continúe impulsando el proceso de transición sin obstáculos", destacó en una rueda de prensa la portavoz de Asuntos Exteriores china, Hua Chunying.

Por su parte la Unión Europea por medio de su jefe de diplomacia, Catherine Ashton, celebró el ambiente pacífico en que se desarrolló el referéndum sobre la nueva Constitución en Egipto y pidió al presidente del país, el islamista moderado Mohamed Morsi, que incluya a todas las partes en la transición hacia la democracia.

Ashton afirmó que ha seguido "muy de cerca" la celebración del referéndum que tuvo lugar el 15 y el 22 de este mes, y alabó el "ambiente pacífico y ordenado que prevaleció durante la votación", según un comunicado recogido hoy en la página web del Consejo de la Unión Europea (UE).

Mientras que el gobierno de EE.UU. pidió al presidente egipcio, buscar un consenso, zanjar diferencias y ampliar el apoyo al proceso político en su país tras la aprobación de la nueva Constitución en un referéndum envuelto en polémica y denuncias de fraude.

Mursi tiene la "responsabilidad" de reconocer "la urgente necesidad de zanjar divisiones, construir confianza y ampliar el apoyo al proceso político" enEgipto, expresó en un comunicado Patrick Ventrell, un portavoz del Departamento de Estado de EE.UU..

"El futuro de la democracia en Egipto depende de forjar un consenso más amplio detrás de sus nuevas reglas e instituciones democráticas", subrayó el portavoz.

Agregó que una democracia "significativa y duradera" requiere la protección de los derechos humanos y la construcción de instituciones.

Ventrell pidió a los egipcios "decepcionados" que acepten el resultado del referéndum "de buena fe" y anotó que Estados Unidos sigue dispuesto a ayudar para que se complete "una transición democrática exitosa".

Con información de AP y EFE

SEMANA.COM COPYRIGHT©2014 PUBLICACIONES SEMANA S.A.
Todos las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de PUBLICACIONES SEMANA S.A. Se prohíbe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.