Publicado: 28/12/2012

Berlusconi le pagará 36 millones a su segunda esposa por divorciarse

Berlusconi le pagará 36 millones a su segunda esposa por divorciarse

Silvio Berlusconi le pagará un cheque de tres millones de euros al mes a su ex mujer Veronica Lario. Todo con tal de obtener su libertad.

El ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi va a pagarle a su segunda esposa Veronica Lario una pensión mensual de 3 millones de euros, es decir de casi 100.000 euros al día y 36 millones al año. Así lo reveló hoy un diario italiano que reportó los detalles del acuerdo de divorcio entre ambos.

Según el Corriere della Sera, Berlusconi conservaría una finca adquirida junto con Lario. El rotativo señaló que los documentos relacionados con el divorcio fueron presentados en la Navidad, ante un tribunal de Milán.

La separación arrancó con las polémicas declaraciones lanzadas por Veronica Lario sobre su marido: “Está enfermo, tiene necesidad de ser ayudado”.

Lario, de 56 años le acusó de juntarse con menores de edad y anunció en 2009 que se iba a divorciar, después de que un diario publicase un reportaje en el que el mandatario asistía la fiesta del 18 cumpleaños de una joven que había sido modelo de lencería y que le llamaba "papi".

La pareja se conoció en un camerino en 1980, luego que Berlusconi vio a Lario actuar en un teatro milanés. Il Cavaliere y Lario se casaron en 1990 y tienen tres hijos. El ex primer ministro tenía otros dos hijos de su primer matrimonio.

Actualmente, Berlusconi, de 76 años, sale con una mujer casi medio siglo menor que él.

El tres veces primer ministro se presenta de nuevo a las elecciones legislativas del 25-25 de febrero, pero su partido está a la cola en los sondeos.

Con información de AP                  
SEMANA.COM COPYRIGHT©2014 PUBLICACIONES SEMANA S.A.
Todos las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de PUBLICACIONES SEMANA S.A. Se prohíbe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.