Publicado: 31/12/2012

Por ‘falso positivo’ Procuraduría destituye a un soldado

Por ‘falso positivo’ Procuraduría destituye a un soldado

El Ministerio Público decretó una sanción de 20 años a un militar que dijo que un labriego había muerto en un combate.

Como una "grave violación al Derecho Internacional Humanitario" calificó la Procuraduría General de la Nación la actuación del soldado Alexander Guzmán Urrego quien dijo que la muerte de José Israel Oliveros se produjo en medio de un operativo del Ejército contra grupos al margen de la ley en el corregimiento de Peque, Antioquia.

No obstante, el Ministerio Público determinó que el deceso del labriego no se dio tras el operativo sino en otras circunstancias. De acuerdo con la providencia, el 30 de marzo de 2005, Oliveros "fue retenido por miembros del Ejército que le quitaron las botas, la camiseta y luego le dieron muerte".

Agrega el ente disciplinario que "de acuerdo con las pruebas había sido retenido con anterioridad y obligado a quitarse las botas, por lo que no estaba ejecutando actividades de combate para el momento de su muerte".

De allí que se decidiera que el militar investigado fuera destituido e inhabilitado por veinte años toda vez que la situación se dio como una infracción al deber funcional y fuera del contexto del combate, como quiso argumentarlo el soldado Guzmán que para la época de los acontecimientos estaba adscrito al adscrito al Batallón de Contraguerrillas número 80 de la Brigada Móvil 11. 
                        
SEMANA.COM COPYRIGHT©2014 PUBLICACIONES SEMANA S.A.
Todos las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de PUBLICACIONES SEMANA S.A. Se prohíbe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.