Publicado: 15/01/2013

Misterio por el italiano perdido en Venezuela

Misterio por el italiano perdido en Venezuela

El 4 de enero desapareció la aeronave que llevaba al heredero de una gran casa de modas.

Este martes se conoció que la compañía Transaéreo 5074, con la cual viajaba Vittorio Missoni, no tenía licencia para volar, según informes del Instituto Nacional de Aeronáutica de Venezuela. 

Además, el permiso del piloto de 72 años con el que volaba el importante ejecutivo italiano había caducado desde el 30 de noviembre del año pasado. 

Vittorio Missoni, estaba acompañado de su esposa Maurizia Castiglioni, otra pareja y un venezolano al momento de la desaparición de la nave el 4 de enero de 2013. 

La avioneta despegó de Los Roques, un conjunto de cayos reconocido por ser lugar turístico de Venezuela, hacia Caracas. De allí, el mayor accionista de la casa Missoni retornaría a Italia luego de las vacaciones que tomaba desde el 28 de diciembre en el país sudamericano.

Luca y Angela, hermanos de Vittorio y accionistas de la firma de modas, se unieron a la búsqueda que coordinan la Organización Nacional de Salvamento y Seguridad de los Espacios Acuáticos (Onsa), el Ministerio del Interior de Venezuela y el gobierno italiano.

La familia Missoni aseguró que está dispuesta a pagar la cantidad de dinero que sea necesaria en caso tal de que su heredero esté secuestrado. Esta teoría se sostuvo hace unos días pero fue negada por el portavoz de la Organización de Rescate Humboldt. “Lo que sucedió no obedece al modus operandi de un secuestro de aeronave. En estos delitos ocurren cosas totalmente distintas”, señaló Enrique Martín. 

Vittorio es hijo de Otavio Missoni y Rosita Jelmini, los personajes que crearon la firma de ropa. Desde su primera colección durante 1958 en Milán, las características de esta casa de modas han sido los estampados rayados, geométricos, florales y abstractos. 

En 1993, el presidente de Italia le otorgó al patriarca Otavio el título “Cavaliere al Merito del Lavoro”. 

A finales de enero de 2013, se celebran los sesenta años del matrimonio entre Otavio y Rosita, quienes aún viven para ver el crecimiento de su imperio en manos de sus hijos y nietos. Pero, en estos momentos, la familia italiana está concentrada en encontrar su mayor heredero. 
SEMANA.COM COPYRIGHT©2014 PUBLICACIONES SEMANA S.A.
Todos las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de PUBLICACIONES SEMANA S.A. Se prohíbe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.