Publicado: 25/01/2013

Policía de Bogotá, tras el capo de capos del Bronx

Policía de Bogotá, tras el capo de capos del Bronx

La Policía ofreció $120 millones por 'Rigo' e incautó armamento de guerra en el sector.

Cumplido el plazo de 24 horas para que alias ‘Rigo’ se entregara voluntariamente, el comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, general Luis Fernando Martínez, ofreció una recompensa por 120 millones de pesos a quien dé información que conduzca a su captura. 

Como parte de la persecución, horas después del anuncio la Policía ingresó a esta calle de la capital y decomisó 17 armas de fuego, dos granadas, tres chalecos antibalas, un silenciador, seis proveedores de diferentes armas y alrededor de 50 kilos de estupefacientes.

El hombre que persiguen las autoridades es Rigoberto Arias Castrillón, alias ‘Rigo’ o ‘Don Fernando’, quien presuntamente se hace pasar en diferentes municipios del Eje Cafetero como un importante empresario, cuando en realidad fue allí donde obtuvo sus primeros registros judiciales tras crear una red de distribución de droga en Pereira, la cual supuestamente se llamó los 'Rolos’.

Un año después, se trasladó al Bronx en Bogotá y se convirtió en el máximo cabecilla de la estructura ‘Gancho Manguera’, que actualmente controla el 50 por ciento del narcotráfico al menudeo en este sector de la capital.

La Policía busca a ‘Rigo’ por las órdenes de captura que tiene en su contra a causa de los delitos de homicidios, homicidio en autoría intelectual, concierto para delinquir agravado y narcotráfico.

En esta búsqueda, el pasado 22 de enero cayó su hombre de confianza John Fredy Raigosa, alias ‘Puntilla’, en operativos que adelantó la Sijín de Bogotá en el municipio Belén de Umbría, en Risaralda. 

SEMANA.COM COPYRIGHT©2014 PUBLICACIONES SEMANA S.A.
Todos las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de PUBLICACIONES SEMANA S.A. Se prohíbe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.