Publicado: 05/02/2013

Hallan cuerpos de jóvenes Awá asesinados

Hallan cuerpos de jóvenes Awá asesinados

El triple homicidio se perpetró en septiembre de 2011, según un sobreviviente de la masacre.

Un año y cinco meses después de haberse perpetrado una masacre contra indígenas de la comunidad Awá, en Nariño, fueron halladas tres fosas en la que aparecieron los cuerpos de tres menores de edad que presentaban signos de violencia y un disparo en la frente, de acuerdo con el informe preliminar entregado por forenses de ese departamento.

Los cuerpos fueron ubicados gracias a la información de un joven que se salvó de esa masacre luego de que se le escapara a los guerrilleros de la columna ‘Mariscal Sucre’, subversivos que retuvieron a los jóvenes cuando se dirigían al resguardo Pulgande Tronquería Palicito, el 16 de septiembre de 2011.

Los menores retenidos en ese momento, que en ese momento tenían entre 14 y 17 años, fueron acusados por los guerrilleros de ser auxiliadores y colaboradores de las tropas del Ejército, sin embargo, en varias oportunidades esa comunidad ha insistido a través de diferentes medios que ellos no toman parte del conflicto.

De hecho, dos de los jóvenes retenidos en esa oportunidad hacían parte de las familias Awá que fueron desplazadas tras la masacre perpetrada en febrero de 2009 en la que murieron 17 indígenas del resguardo Tortugaza Telembí.

Para llegar hasta el lugar de las fosas, unidades de la Fuerza de Tarea Pegaso patrullaron durante seis días por la selva de la zona rural del municipio nariñense de Barbacoas. “Es un terreno difícil y a diario solo se alcanzaban a cubrir unos tres o cuatro kilómetros”, dijo uno de los oficiales que participó en el operativo.

Junto a los militares iba una comisión de forenses del CTI de la Fiscalía que fue la encargada de hacer la exhumación de los cuerpos. Los restos fueron hallados a una profundidad de un metro y medio. Además, estaban amarrados y un primer peritaje reseña que tenían fracturas en cráneos, piernas y brazos.

“Eso nos indica que estos jóvenes fueron objeto de una serie de vejámenes y torturas antes de ser asesinados. Se notó, además, que tenían un impacto de arma de fuego en la frente, es lo que se conoce como ‘tiro de gracia’”, indicó la fuente castrense.

Aunque se tiene información preliminar de las identificaciones de los cuerpos será el Instituto de Medicina Legal quien en aproximadamente 20 días dé el dictamen para luego entregar los despojos a sus respectivas familias para que, de acuerdo a sus tradiciones ancestrales, hagan sus rituales de sepelio.
SEMANA.COM COPYRIGHT©2014 PUBLICACIONES SEMANA S.A.
Todos las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de PUBLICACIONES SEMANA S.A. Se prohíbe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.