Publicado: 28/05/2001

Buscar caminos alternos

Buscar caminos alternos

Aunque no comulgo con la política de sometimiento que adoptó el país ante la guerrilla

Aunque no comulgo con la política de sometimiento que adoptó el país ante la guerrilla, buscar caminos alternos, que nos conduzcan a la paz, es labor de todo colombiano. La paz en países como Nicaragua, El Salvador y Guatemala, pueden ser una pequeña luz de orientación, pero nunca un ejemplo a seguir. Colombia es un país que supera a estas naciones en un millón de kilómetros cuadrados, esta es la razón para descentralizar la paz.

Las decisiones de alto calibre y de modificaciones gubernamentales pueden continuar en la mesa central o zona de distensión, pero mesas regionales con conflictos locales pueden comenzar a hacer su aparición, bajo la vigilancia de organismos no gubernamentales (ONG). Y ayudados por personas de otros países. SEMANA de octubre 9 de 2000, mostró en un reportaje muy profesional y detallado de los diferentes frentes de guerra. Dividió el país en zonas y mostró uno a uno los grupos guerrilleros y de autodefensas

Es claro ver cómo estos grupos son autónomos, tanto las Farc como las autodefensas dan muestras de que nadie tiene control sobre sus actos de terror y más cuando dichos actos son causas de disputas de terreno o control de zona, esto los hace más independientes a una mesa de diálogo en el otro extremo del país. Hay que entender que Marulanda es más una figura simbólica que otra cosa. Estoy en completo acuerdo con el gobernador del Tolima, Guillermo A. Jaramillo, al comenzar una mesa de paz en su zona (ver SEMANA #983). Me gustaría que el gobierno tome en serio este pequeño eslabón del Tolima y lo adhiera a una cadena de paz.
SEMANA.COM COPYRIGHT©2017 PUBLICACIONES SEMANA S.A.
Todos las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de PUBLICACIONES SEMANA S.A. Se prohíbe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.