Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/3/2015 10:05:00 PM

La visita del Papa intensifica el ambiente político de Ecuador

La expectativa de su llegada se prestó para que la oposición denunciara la estrategia política utilizada por Rafael Correa para sacar adelante polémicos proyectos de ley.

El papa Francisco emprende este domingo 5 de julio su segundo viaje a América Latina. Visitará Ecuador, Bolivia y Paraguay, recorrerá más de 25.000 kilómetros, pronunciará 22 discursos y ofrecerá cinco ceremonias. El Pontífice se reunirá con los sectores más desfavorecidos de la sociedad para reflexionar sobre la dimensión de la pobreza y la desigualdad en América Latina.

Tras el Angelus que recitó desde uno de los balcones del palacio pontificio en la plaza San Pedro, el pontífice pidió “a todos ustedes que me acompañen con la oración para que el Señor bendiga mi viaje a Latinoamérica, que tanto quiero, como pueden imaginar”.

En Ecuador no todo ha girado en torno a la expectativa del papa, sino que la espera de su visita ha dado pie para que el ambiente político del país se polarice aún más. Como se sabe, el país está sumido en protestas a favor y en contra de sus reformas económicas y sociales, que pretenden cambiar la distribución de la riqueza en el país a través de los impuestos.

El lunes, Correa afirmó que “para evitar que estos grupos provoquen más violencia, más aún cuando precisamos para la visita del papa Francisco un ambiente de paz, regocijo, reflexión para su recibimiento, he decidido retirar temporalmente los proyectos de ley mencionados”.

A pesar de la suspensión de los proyectos, agentes del Gobierno han instalado en edificios del Estado y en vallas gigantes carteles que reproducen palabras del papa en torno a la redistribución de la riqueza, el materialismo y el capitalismo, lo que ha generado polémica no sólo por parte de la oposición, sino, incluso, por parte de sacerdotes que acusan el uso político del pensamiento del  pontífice.

En una de esas pancartas se lee: “Si estamos demasiado apegados a las riquezas, no somos libres, somos esclavos”.

Hace pocas horas, el vocero de la Conferencia Episcopal, David de la Torre, en declaraciones a Radio Quito, dijo que “una de las cosas reprochables en estos días es justamente utilizar las palabras del santo padre como piedras que se tiran al adversario. Las palabras del santo padre no pueden ser entendidas desde el punto de vista ideológico-político. Hacer eso es olvidarnos que la fuerza espiritual y moral del papa, en su condición de pastor de la iglesia”, resaltó.

En respuesta, el presidente Rafael Correa se pronunció: “Jamás vamos a politizar la visita del papa. Otra cosa es que sus ideas y mensajes son profundamente políticos. Pusimos letreros, sin ningún símbolo de Gobierno, con frases del papa. Otra cosa es que no les gusten (a los opositores) las frases”, aclaró.

Las manifestaciones ciudadanas contra la intención del Gobierno de aumentar los impuestos a la herencia y la plusvalía continúan. Correa publicó el jueves en su cuenta de Twitter: “Lamento que en vísperas de la venida del papa el país se encuentre convulsionado, pero ustedes saben de dónde vienen los disturbios”.

Inmediatamente, el dirigente opositor Mesías Tatamuez indicó que las marchas han sido “pacíficas y no golpistas” y rechazó que traten de “boicotear la venida del papa”. Al contrario, señaló, “queremos que el papa venga y sienta lo que está pasando”.

Francisco celebrará dos misas en Ecuador, la primera en Guayaquil el 6 de julio, donde está previsto que un miembro de una comunidad indígena lea la Primera Lectura en Quechua, y la segunda el día siguiente en la capital. Más tarde seguirá su viaje a Bolivia y Paraguay.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.